martes, 5 de febrero de 2008

Analizar el origen de la novela venezolana a través de Los Mártires (Fermín Toro), Zárate y Venezuela Heróica (Eduardo Blanco)


A la izquierda se aprecia un óleo con la figura de Eduardo Blanco y a la derecha Fermín Toro. Ambos retratos, elaborados por el pintor Antonio Herrera Toro.

.......

Cuando se habla de los orígenes de la novela en Venezuela, la crítica literaria prefiere orientarse desde nociones cronológicas, es por ello que debe ubicarse una obra y una fecha para hablar del tema. Desde ese punto de vista, aparece Los Martires de Fermín Toro la cual fue publicada por entregas en EL Liceo Venezolano de Caracas en 1842.

Venezuela Heróica (1881) y Zárate (1882) de Eduardo Blanco aparecen como las primeras novelas de tema histórico posindependentista, aquí se pueden apreciar importantes hechos que marcaron pauta en la memoria colectiva de los venezolanos, tal es así, que allí se aprecian los avatares de batallas en una suerte de híbirido entre lo real y la aventura.

.............


Juan Antonio Pérez Bonalde (1846-1892) escribe Vuelta a la patria en un viaje de regreso a Venezuela tras un exilio de seis años, en este poema hay un doble tema de motivación como lo es la alegría por el regreso feliz a la madre patria y el dolor ante la muerte de la madre carnal. Lo antes mencionado hace pensar a muchos críticos el mejor poema entre todos los cantos de exilio que se escribieron en Hispanoamérica.

42 comentarios:

JUAN CARLOS RICO dijo...

VENEZUELA HEROICA DE EDUARDO BLANCO

George Luckács en su teoría de la novela publicada en 1920, pero escrita entre 1914 y 1915 plantea el principio fundamental de que cada época histórica tiene una visión determinada del mundo.

El autor también hace referencia a la dicotomía entre un mundo con respuestas y un mundo sin respuestas (1966), a partir de la cual establece una historia de las formas artísticas que contempla distintos géneros – tragedia, epopeya, drama y novela.

Como podemos observar “Venezuela Heroica” de Eduardo Blanco surge, en una época histórica que le permitió tener una visión determinada de su mundo, es decir, la obra nace en el preciso momento en que se siente que su hora había llegado.

Eduardo Blanco, en esta obra supo dar forma artística a una época determinada, utilizando para ello distintos recursos estilísticos pero dentro de un contexto histórico – filosófico que le permitió orientar su obra en una dirección determinada.

Esta condición hace de Venezuela Heroica una obra original y única en la que se cumple lo planteado por el teórico Luckács cuando dice que en el terreno de las formas literarias, las condiciones de existencia dependen directamente de una dialéctica histórico – filosófica que orienta las obras en una dirección determinada. Pero cuando se cambia esa dialéctica, las formas literarias ligadas a ella se encuentran privadas de su esencia, y no pueden ya seguir expresando lo que es inmanente y terminan por marchitarse. (1966: 97).

Eduardo Blanco utilizó unos mismos recursos estilísticos con notorio éxito, y al margen de la situación de espíritu que los vio nacer sin cambiar su dialéctica, sin perder su significación y su trascendencia.

El famoso escritor venezolano, en su obra, sintetizó la epopeya venezolana del siglo XIX y culmina la obra romántica que había alcanzado su más alta expresión con Juan Vicente Gonzáles.

Blanco nace en un momento en el que el país, después de la cruenta guerra emancipadora busca la consolidación de sus instituciones. Perteneció a una generación que se levantó ante desordenes civiles y frecuentes guerras, pero no fue todo supo expresar esos hechos desde su perspectiva y sin cambiar el orden de lo ocurrido.

En cuanto al marco literario del momento, se puede decir que ya se había impuesto definitivamente el romanticismo; por lo que Blanco comienza a leer desde muy pequeño los más destacados románticos franceses como Alejandro Dumas, Víctor Hugo, Lamartine y Chateaubriand.

Al cumplir sus primeros 20 años, el joven Eduardo se incorpora al ejército justamente cuando se inicia la guerra federal que duró cinco años. Para ese momento Santiago Key Ayala dice de él “Blanco era muy valeroso, audaz, de voz armoniosa, de porte varonil… Luego en 1859 cuando el General Páez es llamado desde Nueva Cork a pacificar el país y a organizar la defensa contra el movimiento federal, selecciona a Eduardo Blanco, convirtiéndolo en acompañante en sus andanzas.

En ese momento lo considera Santiago Key Ayala en su obra “bajo el signo del Ávila” como el génesis de Venezuela Heroica”, y nos dice que el General Falcón comenzó a referir con tanta emoción los pormenores de la batalla que se dirigió a Blanco y le dijo “esta usted oyendo la Iliada de los propios labios de Aquiles”.

Se entiende entonces, que para el momento en que se escribe, muchos libertadores aún vivían y estaban rodeados de una apasionada aureola de leyenda. A menudo Blanco tenía la oportunidad de oír la historia contada por sus propios testigos o por sus descendientes e iba acumulando datos para cuando se le despertara su genio de escritor, y cuando finalmente escribe deja reflejada en su obra el espíritu y los sentimientos venezolanos en un momento histórico preciso.

Notamos entonces un elemento que hace trascendente la obra de Eduardo Blanco, su historiedad inserta en Venezuela Heroica, en la que claramente se evidencia una exaltación de los héroes venezolanos y de sus hazañas en relación con su contorno humano, en donde los acontecimientos son agrandados mediante la comparación con hechos ocurridos en el pasado dándole mayor dimensión.

Por ejemplo, en el canto “la Victoria”, la ciudad es comparada con lugares que fueron teatros de grandes acontecimientos como Troya; Boves es comparado con terribles conquistadores asiáticos; Ribas (Pág. 26) es un dios olímpico, cuando se prepara para el combate con Boves.

Desde esta perspectiva, Eduardo Blanco, es un autor de una gran obra, por la que puede ser visto como un visionario intuitivo de un instante histórico – filosófico único, él es un autor como el que describe George Luckács cuando dijo en 1966 “…un buen autor es aquel que sabe dar forma artística a una época determinada”.


JUAN CARLOS RICO
C. I 10.381.936
COMENTARIO II

karyuris aranguren dijo...

Venezuela Heroica Se refieren a episodios que, por su mayor relevancia, merecieron ser contadas a las futuras generaciones, para encender su patriotismo. Eduardo Blanco trata de explicar el hecho histórico que presenta. Por ejemplo, en “La Victoria" no se limita a describir la batalla, sino que nos la explica como una lucha fraticida, más que todo entre venezolanos, y nos plantea los hechos relacionándolos a su vez con acontecimientos históricos pasados, con una consecuencia de éstos. En "Venezuela Heroica", Blanco se identifica con los hechos porque, aunque no los vivió, tuvo oportunidad de oírlos de boca de sus principales testigos, especialmente del General José Antonio Páez. Este autor no se limita a narra sino que justifica las hazañas patriotas mientras censura las acciones sanguinarias de los jefes realista. En esta obra, se ven reflejadas en que al escribir "Venezuela Heroica", Eduardo Blanco no sólo se baso en el testimonio de personas y héroes que vivieron los hechos narrados. Su condición de militar le permitió conocer los archivos de la guerras donde revisó documentos y fuentes directas, por ejemplo, en el cuadro "La Victoria" se transcribe la proclama que Ribas dirige a sus soldados. "Venezuela Heroica", es una historia apasionada porque el autor "canta lo que ve", pero luego todo lo transforma emocionalmente y nos presenta hechos cargados por su propia emoción.
En esta obra, existen una exaltación de lo héroes venezolanos y de sus hazañas en relación con su entorno humano; y también allí se reflejan hechos importantísimos de la historia venezolana como son cada una de las batallas que Eduardo Blanco coloca en casa uno de los cuadros que conforman la "Venezuela Heroica".
En Venezuela Heroica,se ve a menudo los acontecimientos son agrandados mediante la comparación con hechos ocurridos en el pasado dándole mayor dimensión, en el canto "La Victoria" la ciudades es comparadas con lugares que fueron teatros de grandes acontecimientos como "Troya"; Boves es comparado con terribles conquistadores asiáticos; Ribas es un díos Olímpico, cuando se prepara para el combate con Boves el autor lo define de la siguiente manera: " el Jaguar de las Pampas va a medirse con el León de las cierras; son dos grandes gigantes que rivalizan en pujanzas y que por primera vez van a encontrase".

Eva, Katiuska, Magdalena, Dilmeris y Jessica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eva, Katiuska, Magdalena, Dilmeris y Jessica dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Eva dijo...

Zárate

Esta Novela escrita por Eduardo Blanco en 1882, es la segunda del autor y cronológicamente la tercera novela venezolana.
Según Georg Lukács en su teoría de la novela, las civilizaciones se dividen en cerradas y abiertas, las cerradas son las civilizaciones felices que creyeron en los dioses y las abiertas son las de épocas sin dioses; en base a esto, él establece las diferencias entre la epopeya y la novela, la epopeya es para la civilizaciones cerradas lo que es la novela para las civilizaciones abiertas.
Partiendo de lo antes dicho, la trama de la novela se ubica en el período post independentista es decir, es una novela ubicada en una civilización problemática. Santos Zárate, personaje principal de la obra es un bandolero temido por el pueblo de la Victoria (donde se desarrolla la historia) y sus alrededores, valles de Aragua, etc.
Este personaje, lleno de astucia, logra engañar a muchos con su doble personalidad: villano y vendedor de ganado, pero detrás de él se esconde un hombre leal que gracias a la influencia de Don Carlos Delamar deja a un lado su maldad para actuar como un héroe.
Don Carlos Delamar es un hacendado, hombre impecable en sus acciones, bondadoso y confiado. A él lo acompañan sus dos hijos Víctor y la hermosa Aurora, quien luego será la manzana de la discordia entre Lastenio Sanfidel y Horacio Delamar, sobrino de Don Carlos y primo de Aurora.
Horacio Delamar y su Amigo Lastenio andan en búsqueda del bandolero de Zárate y se hospedan en la hacienda de EL Torreón, que por las descripciones del escritor, ésta es un lugar paradisíaco.
Resulta que en el momento de la llegada de estos huéspedes hubo un cruce con un tal José Oliveros, un vendedor de ganado amigo de Don Carlos y que no es más que Santos Zárate.
Es así como el Capitán Delamar se consigue con Zárate. Éste tiene un batallón compuesto por lagartija, Golondrina, Tumusa, entre otros aliados, entre los cuales se encuentra Damián, el padre de Carmen, la amante de Zárate, una muchacha prudente y enamorada que también tiene una influencia positiva en Zárate y el nombre de esta mujer es el último pensamiento de Zárate en el momento de su muerte.
En esta novela hay un verdadero villano, el doctor Bustillón, que por intereses monetarios se quiere casar con Aurora a costa de lo que sea, haciendo que a Horacio Delamar, el amor de Aurora, lo involucren con Zárate. De esta manera este pillo Abogado busca la manera de detener al Capitán y hacer que lo fusilen para así poder tener el camino libre con Aurora. Este personaje no se percata de que Zárate con una deuda sentimental que tenía con Don Carlos Delamar hace lo imposible para que no procedan en el caso de Horacio.
En las civilizaciones abiertas o problemáticas, los personajes tienen pensamientos y sentimientos distintos. Asimismo, en la obra Zárate se pueden observar las diferencias de esos pensamientos y sentimientos y como es de cambiante el ser humano, el héroe novelesco, en palabras de Lukács, tiene que sobrevivir en la sociedad abierta y está en una constante búsqueda. Este es el caso de Zárate quien después de esa búsqueda encuentra una razón para ser un héroe, después de haber sido un bandolero temido. Éste busca valores absolutos y los consigue al enfrentarse al mismísimo Paéz, quien es en la novela un personaje aguerrido y a su vez justo y que sólo aparece en el desenlace de la obra para encaminar el cambio de Zárate a una persona “buena” según la moral.
Finalmente, en la novela se puede observar que el destino no está en las manos de dioses ni personas supremas, el destino lo forman los personajes según sus acciones y las acciones de un héroe distinto a Hércules o a Zeus, tanto por su forma mortal como por sus características débiles y humanas que a su vez se transforman en una valentía increíble para enfrentar su propia realidad, la que él mismo ha construido.

Gloria dijo...

Las teorías estéticas, fundamentalmente sobre la literatura, expuestas por George Luckács, se basan, en sus ideas acerca del realismo, pero es indudable que hay en sus escritos valores estéticos fusionados con valores ideológicos. Su concepción estética parte del arte que relaciona a la literatura con las contradicciones de la sociedad. Dado de esta forma se pueden observar dichos acontecimientos acaecidos en el poema Venezuela Heroica escrita por Eduardo Blanco haciendo referencia a sucesos reales de las batallas acontecidas en Venezuela en diversos lugares como lo Llanos, Táchira, Carabobo entre otros. Eduardo Blanco narra hechos históricos que ve correr desde su juventud, tiempo en el cual todavía estaba muy reciente las hazañas de nuestros libertadores, asimismo, este autor por su condición de militar le permitió conocer archivos de las guerras donde reviso documentos y fuentes directas, tal es el caso la batalla de la victoria donde se transcribe las ordenes que Ribas dio a sus soldados. En este poema existe una exaltación de los héroes venezolanos y de sus hazañas como lo son cada una de las Batallas. Eduardo Blanco coloca en casa uno de los cuadros que conforman la Venezuela Heroica. No obstante en Venezuela Heroica se refleja el espíritu y los sentimientos venezolanos en un momento histórico preciso de tal forma que representa lo que en su teoría refleja Lukacs

…. “no sólo la posición económica objetiva, sino los pensamientos psicológicos reales de los hombres sobre sus vidas”

Los hechos son narrados por Eduardo Blanco de manera romántica, con todo el fuego de la pasión se caracteriza por el uso de epítetos y hipérboles como recursos necesarios para la ampliación del tiempo y el espacio de los acontecimientos, dándole pie a la pasión que el sentía por dichas historias contadas por sus allegados y de esta forma el poema marca una etapa en la literatura histórica porque con ella se culmina la época romántica, ya que se refleja el espíritu y los sentimientos venezolanos por estar impregnada de la poesía y cargada del subjetivismo del autor, donde trata de explicar el hecho histórico, por ejemplo el cuadro de la Victoria no se limita a descubrir la batalla, sino las explica como una lucha pateada mas que todo entre los venezolanas.

Gloria Egido.

maria fernanda dijo...

La historia siempre le ha interesado a la humanidad. Desde que el ser humano tuvo en sus manos las herramientas para escribir supo que de alguna manera la grafía conllevaba un poder implícito que trascendía el material sobre el que podía caer. Muchas personas definen la historia como narraciones o exposiciones verdaderas de los acontecimientos pasados y cosas memorables; es decir, hacer público los sucesos de cualquier indole acaecido en una nación, estado o pueblo.
La historia no solo estudia los sucesos sino tambien al hombre y su actucación dentro de un grupo humano llamado sociedad. Según el Profesor Reinaldo Rojas, la historia es mostrar e inculcar las tradiciones y la cultura de nuestro antepasado, de un país.

Es por ello que Eduardo Blanco, gran personaje de la literatura venezolana toma en cuenta la definción de "Historia" para poder crear una de sus grandes obras: Venezuela Heróica.
Blanco integra los acontecimientos vividos y no vividos en diferentes épocas; éste no los narra de una manera muy propia y vivencial; todo lo escrito en la obra no es mentira simplemente el cuenta lo vivido y relatado por grandes personajes de la misma.
Este supo apreciar cada momento de su época, refejando el espítitu y los sentimientos de aquellos venezolanos luchadores, emprendedores, entusiastas que solo querian un país libre y una venezulea heróica, narrandolo de una manera romántica y viva marcando una parte de nuestra literatura.
Por otro lado, se puede decir que la obra es una novela histórica o con historicidad, ya por lo antes mencionado, pero según Alexis Máquez dice que: el fondo histórico y real no resulta alterado sino en la medida en que se inserta en él una anédota ficticia; es decir que Blanco empleo ciertos elementos para adptar la misma a una novela histórica.
Estos elementos utilizados son:
-Problematización de la história.
-Registro histórico
-Ficcionalización del historiador
-Diálogo intertextual
-Anacronismos
-Fuentes de la historia
-Lenguaje y estructura alternativos al discurso para contar la historia

En la obra se puede notar como Blanco se sumerge el aquella problematica, introduciendose aquel ambiente social del cual poco o mucho no pudo experimentar directamente. Venezuela Heroica no es una historia científica porque esta impregnada de poesía y cargada del subjetivismo de Eduardo Blanco. Los Hechos narrados no están sistematizados ni guardan un encadenamiento cronológico escrito. Se refieren a episodios que, por su mayor relevancia, merecieron ser contadas a las futuras generaciones, para encender su patriotismo.
En cuanto a La visión crítica de la Realidad, Eduardo Blanco trata de explicar el hecho histórico que presenta. Por ejemplo: en el cuadro "La Victoria" no se limita a describir la batalla, sino que nos la explica como una lucha fraticida, más que todo entre venezolanos, y nos plantea los hechos relacionándolos a su vez con acontecimientos históricos pasados, con una consecuencia de éstos.
Si hablamos de La Empatía de la obra, el fenómeno de empatía está presente en "Venezuela Heroica", Blanco se identifica con los hechos porque, aunque no los vivió, tuvo oportunidad de oírlos de boca de sus principales testigos, especialmente del General José Antonio Páez. El autor no se limita a narra sino que toma partido y justifica las hazañas patriotas mientras censura las acciones sanguinarias de los jefes realista.
El apoyo en fuentes documentales de esta obra, se ven reflejadas en que al escribir "Venezuela Heroica", Eduardo Blanco no sólo se baso en el testimonio de personas y héroes que vivieron los hechos narrados. Su condición de militar le permitió conocer los archivos de la guerras donde revisó documentos y fuentes directas, por ejemplo, en el cuadro "La Victoria" se transcribe la proclama que Ribas dirige a sus soldados.
En la visión subjetiva de hecho histórico de la "Venezuela Heroica", es una historia apasionada porque el autor "canta lo que ve", pero luego todo lo transforma emocionalmente y nos presenta hechos cargados por su propia emoción, característica ésta, peculiar en el hombre romántico.
Asi mismo, se observa que en la novela podemos encontrar "Intrahistoria". Se dice que la intrahistoria, es la historia concebida como la experiencia del individuo o de la colectividad ante sus circunstancias históricas. Según Luz Marina Ribas la novela intrahistorica: es aquella narración ficcional de la historia desde la perspectriva de los niveles sociales, sabiendo que lo coocido es entre el pasado y el presente es dado por la costumbre o cultura tranmitida generacionalmente. A su vez, Blanco utiliza esa ficción construyendo un mundo posible y creible para el lector uniendo la realidad para asi crear una obra caracterizada por recrear el pasado desde un punto de vista ajena y desconocido al poder, política y militar.

Por otro lado, se observan grandes personajes con características y fines diferentes como: El Libertador Simón Bolivar quien lucho por sus ideales y logro uno de sus mas grandes anhelos librar a las naciones, El General José Félix Ribas , Mariano Montilla, Rivas – Dávila, Soublette, Ayala, Adrián Blanco, Maza, Canelón, Boves, Campo Elías, Morales, Araure y Vigirima, D´ Eluyar, Urdaneta.

María Fernanda González Troccoli

arelis dijo...

La obra Venezuela heroica estaba integrada por cinco cuadros en donde se narran las siguientes batallas de nuestra independencia: La Victoria, San Mateo, Las Queseras, Boyacá y Carabobo, esta obra la constituyen aquellos sucesos bélicos que más conmovieron a los venezolanos y en donde se inmortalizaron los más brillantes héroes de nuestra independencia. Los hechos históricos narrados a la manera romántica, con todo el fuego de su pasión.
Es a la vez una obra en donde se refleja el espíritu y los sentimientos venezolanos en un momento histórico preciso pues cuando el autor Eduardo Blanco publica la primera edición de "Venezuela Heroica", apenas faltan dos años para celebrar el centenario del Natalicio del Libertador. El momento exige la definitiva revalorización de esa obra tan inmensa, así como de sus proezas cumplidas. Entonces los jóvenes de esa generación, que habían oído de labios de sus propios ejecutivos, la narración de sus portentosas hazañas, sintieron la necesidad de que alguien plasmara en una obra de arte esos sentimientos tan elevados y esto fue lo que se propuso literariamente Eduardo Blanco. Además se reviven las hazañas de nuestros héroes como El Libertador Simón Bolívar, El General José Félix Ribas, Mariano Montilla, Rivas – Dávila, Soublette, Ayala, Adrián Blanco y jugo maza y Canelón, Boves, Campo – Elías, Morales, Araure y Vigirima, D´ Eluyar, Urdaneta.
Eduardo Blanco nos da a conocer la historia de manera romántica esta impregnada de poesía y cargada del subjetivismo. Eduardo Blanco explica un hecho histórico por ejemplo en el cuadro "La Victoria" no se limita a describir la batalla, explica como una lucha fraticida más que todo entre venezolanos y plantea los hechos relacionados a su vez con acontecimientos históricos pasados, se identifica con los hechos porque, aunque no los vivió, tuvo oportunidad de oírlos de boca de sus principales testigos, especialmente del General José Antonio Páez. No solo se basó en el testimonio de personas y héroes que vivieron los hechos.
Esta obra se puede considerar como una epopeya romántica y se puede decir que ha sido de gran importancia. Puesto que nos hace revivir momentos cumbres de nuestra historia que muchas veces hemos dejado de lado sin darle la gran importancia que tiene para nuestra historia
También podemos acotar que Eduardo Blanco fue un excelente escritor que marcó profunda huella con su obra "Venezuela Heroica" en donde además reflejó con imágenes lo descrito principalmente por Páez en nuestra batalla de la juventud.
En Venezuela heroica, se ve reflejado que al escribir esta obra Eduardo Blanco no sólo se baso en el testimonio de personas y héroes que vivieron los hechos narrados. Su condición de militar le permitió conocer los archivos de las guerras donde revisó documentos y fuentes directas, por ejemplo, en el cuadro “La Victoria” se transcribe la proclama que Ribas dirige a sus soldados.
“Venezuela Heroica”, es una historia apasionada porque el autor “canta lo que ve”, pero luego todo lo transforma emocionalmente y nos presenta hechos cargados por su propia emoción, característica ésta, peculiar en el hombre romántico.
“Venezuela Heroica”, hay q tomar en cuenta que esta fue escrita para conmover el ánimo de sus lectores por eso está presentada en un estilo declamatorio, con una prosa vibrante, de gran sonoridad. Hay, además una serie de recursos expresivos de carácter románticos que complementan y contribuyen a aumentar los aspectos poéticos. Por ejemplo: el uso de frecuentes exclamaciones e interrogaciones cargadas de emoción.
La epopeya romántica “Venezuela Heroica” se caracteriza por el uso de epítetos y hipérboles como recursos necesario para la ampliación del tiempo y el espacio de los acontecimientos. En esta obra, existen una exaltación de lo héroes venezolanos y de sus hazañas en relación con su entorno humano; y también allí se reflejan hechos importantísimos de la historia venezolana como son cada una de las batallas que Eduardo Blanco coloca en casa uno de los cuadros que conforman la “Venezuela Heroica”.
“Según Marx la primera aplicación del marxismo al estudio de la literatura esta en la “teoría del reflejo” y enuncia que todo el movimiento de la sociedad esta gobernado por la disposición de los medios de producción y cuando esto cambia, cambia también las producciones artísticas e intelectuales, es decir los cambios repercuten en el pensamiento”.Pág.15. (Viña Piquer).
Esto quiere decir que en un proceso de cambio existen conflictos sociales y es obvio que el pensamiento literario de Eduardo blanco plasma los acontecimientos de dichos conflictos en su Venezuela heroica.

Alejandrina Varela dijo...

La literatura venezolana ha sido fuente de grandes obras como Los Mártires, Venezuela Heroica, Zárate entre otras; uno de los grandes y primeros escritores que dio inicio obras de mayor envergadura fue Eduardo Blanco quien se dio a conocer en el año de 1.875, quien publica cuentos largos entre los cuales esta El Número Ciento Once, y más adelante se da a conocer con la obra Venezuela Heroica; en la cual narra hechos relacionados con acontecimientos históricos pasados, es por esto que se puede definir como novela histórica.
En este mismo orden de ideas, se puede evidenciar que la intrahistoricidad pues es a partir de la historia, ya que los hechos descritos en la obra fueron contados en su niñez por el mismísimo José Antonio Páez, y no sólo tomó estos testimonios sino que además por su condición de militar tenia derechos sobre documentos y archivos sobre las guerras que se dieron lugar en los llanos, los andes, Carabobo, Aragua Maturín.
En tal sentido, según la tendencia de la teoría Marxista, en la cual la producción literaria es un reflejo de los conflictos sociales, es decir que hay una estrecha relación entre los hechos sociales y la literatura por esto el marxismo trata de evidenciar, identificarlo por medio de las obras literarias; es por ello que esta teoría sostiene que la única literatura válida es aquella que refleja la realidad social y la fidelidad en la misma. Tal como se evidencia en la obra de Eduardo Blanco “Venezuela Heroica”
Del mismo modo, todos los eventos acontecidos en la obra antes mencionada son la copia fiel de la historia de nuestros grandes héroes; aunque muy bien descrita y adornada con espléndida majestuosidad, donde se observa el espíritu y los sentimientos tan elevados de Eduardo Blanco al plasmar esta obra impregnada de poesía; muy a menudo incluye la acción y descripción de cómo sucedieron las batallas y el combate físico.
Cabe destacar, los recursos estilísticos presentes en la obra la hipérbole, la exaltación de los héroes venezolanos haciendo sus grandes hazañas, así como los sucesos legendarios e históricos. Los personajes son comparados con héroes de la mitología griega tal como lo evidencia en la siguiente cita:

Nosotros también tuvimos héroes de la talla de Hércules,
Gigantes mitológicos que escalaron el cielo de la gloria,
pero que no dejaron a la tierra descendientes olímpicos.
(...) Páez será cual otro Aquiles, vivirá en la leyenda, y
se tendrá por mitos sus hechos prodigiosos. (cit. p. 332 - 333)

En esta cita se evidencia la exaltación que hace el autor a Páez y a otros héroes venezolanos, además se muestra como Eduardo Blanco explica a través de la mitología aspectos filosóficos y tradicionales que lleva consigo esa cultura. Cabe resaltar la importancia de los mitos a lo largo de historia de la humanidad al citar la frase del poeta Dumesil, el país que no tenga mitos esta condenado a morir de frío.
Esta frase emblemática, determina que no hay pueblo sin mitos o cultura; es por esto que la ideología del mito es la raíz principal de la sociedad.
Ahora bien, es necesario acotar que en toda obra literaria se presentan hechos reales de la sociedad, tal cual lo expone Eduardo Blanco hechos de la historia donde la Venezuela Heroica se libra del yugo de los españoles, y clama la libertad ya después de haber pagado con la sangre derramada de nuestros patriotas.

hevelyn natalie dijo...

Hevelyn Sánchez
Blanco, sobrevive en la historia literaria por dos obras: Venezuela Heroica (1881) y Zárate (1882). Encontró en ZARATE su punto de partida, un relato para todos los enmascaramientos, una novela que permitirá leer lo invariable a través de las diferencias. Blanco descubre en esta novela los distintos trucos que le permiten armar un andamiaje narrativo dentro de una época donde se narra de guerras, caudillos, alzamientos, es decir, un tiempo marcado por tintes sangrientos; baraja posibilidades, teorizando en hacer novela sobre y con la historia.

Eduardo Blanco era un letrado de origen ilustre que a la edad de veinte años era ya oficial del ejercito y edecán del General José Antonio Páez entre 1860-1861, asociado por su vida y obra a los sectores de mentalidad conservadora, escribe ZÁRATE en 1882 ( después de haber publicado VENEZUELA HEROICA ) durante la administración de Guzmán Blanco, es decir, en plena de avanzada del proyecto liberal amarillo, y cuando el país, después de casi un siglo de guerra y revoluciones, parecía estar viviendo la utopía de la Modernidad, al estilo de las más industrializadas y cultas naciones de la época.
Es importante resaltar la intervención del autor en el desarrollo temático, en las acciones y pensamientos de los personajes es notoria, tanto que a veces lo percibimos como un personaje más. Ironiza, elucubra, difiere en lo político por igual tanto con el bandolero como con el terrateniente.
La visión histórica y social del autor está dada por la exposición de dos clases sociales, la dominante: Don Carlos, su familia y amigos; la dominada: Santos Zárate, su banda y sus enemigos. Es a través de estas oposiciones que se desarrolla la trama de la novela.
Los personajes centrales, Don Carlos, el terrateniente y Zárate, el bandolero. En medio de Don Carlos y Zárate aparecen otros personajes no menos importantes, tal es el caso de Sandalio Bustillón, quien representa el carácter de una clase degradada que Quiere adquirir las posiciones sociales, valiéndose de cualquier cosa para lograr su objetivo: pertenecer a la clase dominante aristocrática.
En la novela no podía faltar la admiración que Blanco le profesa a José Antonio Páez; en el capitulo con el significativo título "La audacia, deslumbrando el valor" se narra la entrevista entre Zárate y Páez : Páez no había cumplido aún los treinta y cinco años; estaba en plenitud de su física pujanza que tanto como su indomable bravura contribuyó a sobreponerlo en las llanuras del Apure a las hordas salvajes por largo tiempo, dominándolas con el esfuerzo material de sus músculos de acero y el ascendiente moral de las repetidas hazañas con que lustró su nombre..."
Blanco, denuncia sin embargo el ordenamiento jurídico de esa época, que él considera imposibilitado para hacer justicia; pone a través de la ficción al destino y a dios como los justicieros ante todo hombre que esté fuera de orden. Dentro de las disertaciones de carácter histórico y social donde condena el panorama general de la época en que vive oponiéndola a la de la independencia; propone en tono de prédica, el comportamiento que debe tener todo venezolano si pretende ser aceptado por la sociedad.
Esta novela será centro de confluencia de diversas corrientes literarias, que hacen de ella la novela nacional o de asuntos venezolanos más sólidamente lograda, "será orientadora de posteriores narraciones de la expresión del pueblo de Venezuela y de sus circunstancias históricas".
Zárate es la novela que recoge los más diversos influjos vanguardistas: no solo por lo realista, sino también costumbrista y romántica.
La literatura venezolana en general, para encontrar su autonomía, no sólo tuvo que luchar contra los modos y estilos occidentales, sino contra su estructura y visión heredada de la época emancipadora. Por ello el siglo XIX representa un proceso cuyo desarrollo nos conduce hacia una amplia comprensión del camino "Esfuérzate por ser de tu época, no te quedes atrás, porque cuando pretendas alcanzarnos estarás viejo y No podrás correr. Nuestro siglo es emprendedor, que corre a saltos, se ríe de todo, hace prodigios en ciencias, artes y política..."
En medio de este contexto, la novela ZARATE puede interpretarse en términos de un contradiscurso de esa modernización urbana de fines del siglo XIX. Ella constituye un esfuerzo ideológico que pugna por promover para el imaginario social, desde los sectores conservadores, un sistema de orden público y privado, estructurado desde el campo como modelo de civilización y cuyas imágenes de la nacionalidad se asimilan a la de nación, fundamentalmente, sobre la figura de la sociedad dominante. En ZARATE, la perspectiva sobre la cual se construye la nación y la identidad nacional está íntimamente asociada a la nostalgia y recuperación del pasado tradicional. En ella la imagen de la nación imaginada se concentra en los signos y símbolos heredados de la cultura y las formas de vida adquiridas durante la colonia.

Patricia dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
adrianny dijo...

Una de las obras más emblemáticas del escritor venezolano Eduardo Blanco, es precisamente Venezuela Heroica publicada en 1881. Esta historia romántica cargada de recursos expresivos narra desde una visión crítica de la realidad los sucesos que marcaron la historia de Venezuela, como la batalla de la victoria, San Mateo, Las Queseras, Boyacá y Carabobo, donde quedaron inmortalizados los grandes héroes de nuestra independencia, como o fueron el Libertador Simón Bolívar, El General José Félix Ribas, Mariano Montilla, Rivas ,Soublette, Ayala, Adrián Blanco, Boves, Campo, y otros mas.
En esta obra literaria se puede evidenciar como el escritor narra los sucesos cargados por su propia emoción, para sensibilizar en los venezolanos el amor por la patria, permite reflejar detalladamente, y con un particular lenguaje poético los hechos históricos que vivió el pueblo venezolano en determinadas épocas, aunque no los presenció tuvo la oportunidad de escuchar el testimonio de uno de los héroes más relevantes de nuestro país, como lo es el General José Antonio Páez.

Cabe señalar que en este tipo de obras replantea la relación entre literatura y sociedad, puesto que Venezuela Heroica está marcada por conceptos románticos de nación y época, ligado al medio en que se produce.

En tal sentido Taine (Historia de la Crítica Literaria) expresa que todo escritor expresa verdades históricas y sociales, que constituyen homenajes a una época determinada. Este postulado permite deducir que Venezuela Heroìca representa más que una obra literaria, un documento histórico que hace énfasis a las grandes hazañas bèlicas que forman parte importante en la historia de Venezuela, y que como venezolanos debemos conocer.

Patricia dijo...

Venezuela Heroíca es una epopeya romántica,puesto que,se caracteriza por el uso de epitetos e hipérboles como recursos necesarios para la ampliación del tiempo y el espacio de los acontecimientos.En esta obra,existe una exaltación de los héroes venezolanos y de sus hazañas en relación con su entorno humano.La narración de la historia en la "Venezuela Heroíca" se presenta como un poema épico en prosa,por ejemplo en el capítulo III del canto de "La Victoria" nos encontramos lo siguiente:"¡Libertad!,¡libertad!,¡cuánta sangre y cuántas lágrimas se han vertido por tu causa!...!y todavía hay tiranos en el mundo!".
Otro aspecto importante de señalar sobre las características de la epopeya en la "Venezuela Heroíca",es que a menudo los acontecimientos son agrandados mediante la comparación con hechos ocurridos en el pasado dándole mayor dimensión.En el canto "La Victoria" la ciudad es comparada con lugares que fueron teatro de grandes acontecimientos como "Troya",Boves es comparado con terribles conquistadores asiáticos,Ribas es un dios olímpico,cuando se prepara para el combate con Boves,Eduardo Blanco lo describe de la siguiente manera:"el jaguar de las pampas va a medirse con el león de las sierras;son dos gigantes que rivalizan en pujanza y que por primera vez van a encontrarse".
Seguidamente,en lo que respecta a la Teoría de la novela de Lukács,cabe decir que,este teórico emparenta directamente la novela con la epopeya:las ve como 2 formas distintas porque nacen en contextos distintos.La epopeya en el seno de una civilización cerrada(civilizaciones de épocas felices que creyeron en los dioses)y la novela en el de una civilización problemática,pero obedecen a un mismo impulso espiritual que es expresado en caso de acuerdo con los condicionamientos histórico-filosóficos del momento.En otras palabras,afirma Lukács que "la novela es la epopeya de un mundo sin dioses".

Patricia dijo...

Patricia Adam.
II comentario.

Lidis Johanna Buritica Pérez dijo...

Con raíces canarias, político, diplomático, literario y educador venezolano, Fermín Toro nace el 14 de julio de 1807 en las cercanías de Caracas, fueron sus padres Antonio Rodríguez de Toro y Barba y Mercedes Blanco. A los 10 años de edad se traslada con su familia a Caracas a causa de la lucha emancipadora e inicia su formación autodidáctica en la residencia de su pariente, el marqués del toro. Fermín Toro de formación autodidacta con sólidos y amplios conocimientos sobre: política, economía, literatura, filosofía e idiomas, todos estos sirviendo de base para darle méritos en el desempeño de cargos diplomáticos y políticos.

Para el año de 1839, emprende una misión diplomática a Londres, donde toma inspiración para escribir Los Mártires, publicada en 1842 y considerada además la primera en su género en Venezuela.

Esta es una historia donde es muy visible lo que es una sociedad llena de desgracias que a su vez solo los del poder concebían la dicha y la felicidad que existía en el pueblo, una sociedad muy unida pero la vida de muchos desamparados era irremediable. Esta novela se refleja en un hogar donde la belleza, el amor, la lealtad, le dignidad, la enfermedad, la pobreza se hacían presente en casa de teresa y Tom, relato que Fermín utiliza literariamente.

Según los aportes de Johann Herder insiste que hay conexión entre lo que es literatura y sociedad lo podemos enfocar en esta historia relatada en Londres cuando Fermín Toro adopta los personajes del pueblo de Waterloo. Todo comienza en celebración del matrimonio de Victoria y Alberto rodeados de poder, riqueza y felicidad, a su vez un pueblo festejando tanto ricos como pobres acompañaban el gran acontecimiento ocurrido. Luego se aparta un poco de describir la multitud que se encontraba allí y seguidamente relata detalladamente la historia de una familia desdichada, cada día que pasaba era más decadente. Emma (hija de teresa) joven, bella, sensible y tímida, Tom un hombre postrado por la fractura de una de sus piernas, teresa una mujer con una fortaleza heroica, conllevaba los males de su esposo Tom y el sustento de el hogar, los otros hijos de teresa uno de 6 y 3 años de edad, Eduardo prometido de Emma, con una constancia de aliviar la suerte de aquella familia pero con la desgracia de haber sido despedido de su trabajo.

La tragedia fue haciéndose mas visible lo largo de la historia, la pobreza que los rodeaba y el apoyo que le negaban los de el poder cada vez que se buscaba amparo era lastimosa, ya casi tenían que comer aun cuando en una oportunidad llego a su puerta un sujeto llamado Macdonal, su supuesta intención de brindarles un poco de ayuda no era por buena voluntad sino por el interés de tomar posesión de Emma cosa que le fue imposible ya que la dignidad de teresa iba por encima de cualquier cosa y desde que el se marcho el hambre se sintió nuevamente en ese hogar hasta el punto que tom muere y tras su perdida teresa decide mandar a Emma a una orfanato y tambien separar sus otros dos hijos. Eduardo muere en el intento de irse a buscar lejos un trabajo y todo queda en simple desgracia pues la poca esperanza de sobrevivir fue inútil.

Fermín Toro escribe lo planteado por Stalin conocido como “realismo socialista” aceptado en 1934 por el I congreso de Escritores Soviéticos lo cual exige que el escritor sea un realista, o sea que reproduzca detalladamente la realidad pero se le exige tambien que sea un realista socialista, lo que significa tambien que no tiene que reproducir la realidad objetivamente, sino que ha de usar su arte para difundir la ideología del comunismo.
Esta novela Los Mártires es una historia que desgraciadamente en nuestro mundo ha sido vivida y todavía se sigue viviendo por muchos seres humanos sumidos en la pobreza.

Gabriel Pichardo dijo...

Eduardo Blanco es, sin duda, una de las figuras más resaltantes dentro del panorama de la literatura nacional. Una de sus obras mas resaltantes en su larga trayectoria como escritor es la famosa novela llamada "Zarate" Por otro lado tenemos a Lukács y su teoria sociohistorica la cual complementa como que el sujeto es reflejo de un objeto es específico, es decir, que podría ser la deformación de la cosa en sí, que la cultura es reflejo de la estructura económica, y por lo tanto, que la teoría es copia de la praxis, ademas es reinterpretada como la propia cosificación en el pensamiento marxista. Este a su misma vez propone la categoría de una totalidad concreta, una categoría activista de la realidad como objeto del conocimiento construido por el sujeto social como realidad material y como conocimiento a la vez que elabora sobre sí mismo y toma conciencia de sí.

Entonces se puede decir en cuanto a zarate La visión histórica y social del autor está dada por la exposición de dos clases sociales, la dominante y la dominada. Es a través de estas oposiciones que se desarrolla la trama de la novela. Es por eso que hoy por hoy Eduardo Blanco es reconocido como un gran literata venezolano al ver como recoge los diversos influjos vanguardista, realistas y romanticas entre otros. Como bien se ve presenciado en la novela Eduardo quiso reflejar una realidad nacional como filtro tanto en lo politico como en lo social no dejando al lado lo ironico.

Los personajes centrales, Don Carlos, el terrateniente y Zárate, el bandolero, merecerán por parte del autor un tratamiento especial, podría decirse que heróico. En medio de Don Carlos y Zárate aparecen otros personajes no menos importantes quienes representan el carácter de una clase degradada que quiere adquirir las posiciones sociales que le están vedadas, valiendose de cualquier cosa para lograr sus objetivos.

Sin embargo Zarate es mas que una sintesis social, el bandido llanero no sólo comparte un lugar honroso en la mesa de Don Carlos, sino que está estrechamente ligado a los destinos de su familia, y es responsable de su salvación. Aunque a principio de la novela se ve un lado maligno por parte de el personaje como tal se puede observar al culminar como termina siendo un heroe y en parte un noble ladron. es asi como la novela Zárate está más allá de toda posibilidad de conocimiento o aprehensión.

Para culminar ahi que decir que la literatura venezolana cada dia tiene mas fuerza y fortaleza en cuanto a autores, escritores y poetas y sus rasgos tan peculiares en querer dar a expresar algo ya sea implicito en cualquier escrito o texto, es asi como la riqueza de la literatura venezolana cada dia toma mas forma y fondo en cuanto se habla de caracter comprensivo.

Ender Durán dijo...

Para mi, la obra de Fermín Toro “Los Mártires”, es un relato literario que introduce al lector dentro de la dinámica social que ha sufrido Venezuela en la evolución de la literatura.
De allí, que esta obra de Fermín Toro, refleja como la misma sociedad adopta muchas veces ciertas tradiciones que desligan al hombre de la hermandad y como este desligamiento hace posible la aparición de las diferentes clases sociales, las cuales generan disputas e inclusive divisiones dentro del seno familiar.
De allí, que autores como Georg Lukács plantea que las causas económicas de una época eran la causa inmediata del hecho artístico del hecho artístico. En este sentido, puede hacerse notar como en “Los Mártires”, la dinámica social esta planteada por una época donde Venezuela estaba sumida en la pobreza, donde la población en su mayoría estaba conformada por el proletario y este aspecto se deja ver desde el inicio de la historia de esta novela, ejemplo de ello se evidencia en el siguiente fragmento: “El hombre se envanece hasta de su propia humildad, y vestido de andrajos ostenta algunas veces la majestad de la púrpura” (Pág. 10).
La cita anterior, también da cabida al planteamiento de otros autores como Georgy Plejanov quien al igual que Lukács introduce el factor económico, como aspecto determinante que condiciona las formas artísticas, y de allí que se deja entrever en “ Los Mártires”, como Fermín Toro a través de un personaje de la obra narra todo los acontecimientos de Venezuela para aquel entonces haciendo uso para ello de un lenguaje sugerente y no explicito, donde el autor apela a recursos como la descripción de paisajes tenebrosos: “ Nebulososo estaba el tiempo y destemplado, y el ambiente se sentía frío y desapacible” ( Los Mártires, Pág. 5).
Lo anterior, refleja como la novela “Los Mártires”, destacada por su controversia de si fue o no la primera novela venezolana, refleja los aires de la guerra de independencia de Venezuela para aquellos días pero en un montaje subjetivo de personajes que deja ver como dicha guerra dejo la desolación y el proletariado en la población venezolana.
Finalmente, es de considerar que si bien se cita en el párrafo anterior si “Los Mártires” fue o no la primera novela venezolana, a mi criterio si es, puesto que por su rasgos históricos (un poco disfrazados con aires de literatura europea) reflejan que la literatura venezolana en sus orígenes fue concebida como una literatura donde se tenia que tener precaución con lo que se escribía y por ello se recurre a formas subjetivas para lograr reflejar el hecho social como forma artística.


ENDER DURÁN
C.I: V-17.637.102
6LL02

luis dijo...

Los Mártires, de Fermín Toro.
La obra “Los mártires” fue escrita en el año de 1842 por Fermín Toro. Aunque en una primera instancia pareciera ser inspirada por autores románticos franceses como Chateaubriand y Víctor Hugo, representa un reflejo más o menos somero acerca de la realidad del país en la década en la cual es escrita. Por el simple hecho de que su nombre hace alguna referencia a la inmortal obra de Víctor Hugo “Los Miserables” no puede desligarse del contexto en el cual nace: el seno de una sociedad venezolana golpeada por el yugo español y gobernada por autoridades que hacían a un lado las verdaderas necesidades del pueblo “disfrazando” la realidad con un “haz de fantasía”.
Partiendo de la llamada teoría de la crítica marxista cuyos exponentes (Marx y Engels) sostenían que el arte y la literatura estaban subordinados, en última instancia, a algunos factores de índole económicos, se presentaba ante ellos la interrogante acerca de cómo una literatura nacida en el seno de un ambiente histórico-social ya pasado (refiriéndose por tanto a la tragedia griega), podía mantenerse aún vigente produciendo placer en las masas. Todo esto les llevó a pensar en el hecho de que existían factores que permitían la supervivencia de la obra artística mucho más allá de sus condicionamientos históricos, pues ello indica que el desarrollo de la literatura se da independientemente del desarrollo histórico general, o sea, que la literatura tiene sus propias reglas y principios.
Se debe mencionar que dentro de la línea marxista hay varias tendencias, pero una de las más importantes, y la que se tomará para efectos del presente trabajo, fue la llamada “teoría del reflejo” que postulaba que todo cambio ocurrido en los medios de producción hacían cambiar a la sociedad en sí y evidentemente a las formas de producción artística y las producciones intelectuales (filosofía, política, religión, etc.).Si ello es aplicado a la literatura, pues esto viene a representar que ésta es un reflejo de los conflictos sociales, es decir, que las circunstancias sociales y la misma producción literaria están asociadas.
En este aspecto sociológico cabe mencionar los trabajos realizados por uno de los estudiosos más importantes dentro de la literatura, es decir, Georg Lukács. Considerando que éste era uno de los más destacados críticos dentro de la ya nombrada corriente marxista, cabe destacar que él buscaba siempre demostrar la relación existente entre la literatura y la sociedad. No compartiendo las ideas socialistas de su época las cuales planteaban que las condiciones económicas de una época determinaban el hecho artístico y sus facetas se hallaban en los contenidos, decidió iniciar estudios en los que comprobó que las condiciones económicas juegan un papel secundario y que lo que posee un valor social en la literatura es su forma, dando a entender con esto que la sociología de la literatura debe estudiar las relaciones entre las formas artísticas y las concepciones de la vida que se dan en cada época.
Por último, a pesar de que su trabajo es muy extenso, no se puede dejar de lado el impecable estudio que realizó acerca de la novela en su teoría de la novela en la cual daba a entender que ella es la forma literaria de una nueva era y que debía reflejar en su estructura las condiciones histórico-filosóficas del nuevo mundo; no aspirar a restaurar los del viejo. Sus reflexiones sobre “colocar un espejo ante el mundo” constituía a “impulsar con ayuda de la imagen lograda el desarrollo de la humanidad” (Lukács, 1989). Lo que en sí buscaba no era un reflejo vivo de la realidad sino una “visión crítica de su esencia”, en la que la fantasía poética jugaba un importante papel. (Kofler, 1972).
Más aún no puede olvidarse entonces que, toda obra literaria, sea cual fuere, busca reflejar por tanto una realidad existente que se da en un momento histórico preciso y que repercute, evidentemente, en la formulación o elaboración de la misma obra en sí.

luis dijo...

Luis Alvarado.

Los Mártires, de Fermín Toro.
La obra “Los mártires” fue escrita en el año de 1842 por Fermín Toro. Aunque en una primera instancia pareciera ser inspirada por autores románticos franceses como Chateaubriand y Víctor Hugo, representa un reflejo más o menos somero acerca de la realidad del país en la década en la cual es escrita. Por el simple hecho de que su nombre hace alguna referencia a la inmortal obra de Víctor Hugo “Los Miserables” no puede desligarse del contexto en el cual nace: el seno de una sociedad venezolana golpeada por el yugo español y gobernada por autoridades que hacían a un lado las verdaderas necesidades del pueblo “disfrazando” la realidad con un “haz de fantasía”.
Partiendo de la llamada teoría de la crítica marxista cuyos exponentes (Marx y Engels) sostenían que el arte y la literatura estaban subordinados, en última instancia, a algunos factores de índole económicos, se presentaba ante ellos la interrogante acerca de cómo una literatura nacida en el seno de un ambiente histórico-social ya pasado (refiriéndose por tanto a la tragedia griega), podía mantenerse aún vigente produciendo placer en las masas. Todo esto les llevó a pensar en el hecho de que existían factores que permitían la supervivencia de la obra artística mucho más allá de sus condicionamientos históricos, pues ello indica que el desarrollo de la literatura se da independientemente del desarrollo histórico general, o sea, que la literatura tiene sus propias reglas y principios.
Se debe mencionar que dentro de la línea marxista hay varias tendencias, pero una de las más importantes, y la que se tomará para efectos del presente trabajo, fue la llamada “teoría del reflejo” que postulaba que todo cambio ocurrido en los medios de producción hacían cambiar a la sociedad en sí y evidentemente a las formas de producción artística y las producciones intelectuales (filosofía, política, religión, etc.).Si ello es aplicado a la literatura, pues esto viene a representar que ésta es un reflejo de los conflictos sociales, es decir, que las circunstancias sociales y la misma producción literaria están asociadas.
En este aspecto sociológico cabe mencionar los trabajos realizados por uno de los estudiosos más importantes dentro de la literatura, es decir, Georg Lukács. Considerando que éste era uno de los más destacados críticos dentro de la ya nombrada corriente marxista, cabe destacar que él buscaba siempre demostrar la relación existente entre la literatura y la sociedad. No compartiendo las ideas socialistas de su época las cuales planteaban que las condiciones económicas de una época determinaban el hecho artístico y sus facetas se hallaban en los contenidos, decidió iniciar estudios en los que comprobó que las condiciones económicas juegan un papel secundario y que lo que posee un valor social en la literatura es su forma, dando a entender con esto que la sociología de la literatura debe estudiar las relaciones entre las formas artísticas y las concepciones de la vida que se dan en cada época.
Por último, a pesar de que su trabajo es muy extenso, no se puede dejar de lado el impecable estudio que realizó acerca de la novela en su teoría de la novela en la cual daba a entender que ella es la forma literaria de una nueva era y que debía reflejar en su estructura las condiciones histórico-filosóficas del nuevo mundo; no aspirar a restaurar los del viejo. Sus reflexiones sobre “colocar un espejo ante el mundo” constituía a “impulsar con ayuda de la imagen lograda el desarrollo de la humanidad” (Lukács, 1989). Lo que en sí buscaba no era un reflejo vivo de la realidad sino una “visión crítica de su esencia”, en la que la fantasía poética jugaba un importante papel. (Kofler, 1972).
Más aún no puede olvidarse entonces que, toda obra literaria, sea cual fuere, busca reflejar por tanto una realidad existente que se da en un momento histórico preciso y que repercute, evidentemente, en la formulación o elaboración de la misma obra en sí.

Jose Alexis Torin Colmenare dijo...

Eduardo Blanco, es un gran personaje de la literatura Venezolana, fue creador de grandes obras como su principal "Venezuela Heroica" la cual sintetizo la epopeya venezolana de siglo XIX. La juventud de Eduardo va a correr paralela a un momento de elevados ideales heroicos, pues están todavía muy recientes las hazañas de nuestros libertadores y muchos de ellos aún están vivos, convertidos en verdaderos símbolos o rodeados de una apasionada aureola de leyenda. A menudo Blanco tenia la oportunidad de oír la historia contada por sus propios testigos o por los descendientes de estos y va acumulando datos para cuando se le despierte su genio de escritor en el cual iba a llegar a tener un rotundo éxito.

Venezuela Heroica es una magnifica obra donde se describe los memorables acontecimientos que están dentro de las gloriosas páginas de nuestra historia. La obra de Blanco es la descripción de cada una de las escenas que acaecieron en el proceso independentistas del país; donde vemos la gran exaltación de grandes hombres que dieron lo mejor de si mismo por lograr la libertad plena que tanto se anhelaba conseguir; personajes grandiosos que frente a las adversidades siempre mantuvieron firme sus metas, sin dejar su brazo descansar hasta que el último enemigo cayera; fueron grandes al momento de manejar las situaciones en el campo de batalla.

Esos grandes acontecimientos plasmado en la Obra de Eduardo Blanco, es algo que tendrá trascendencia en el tiempo, todo dependerá que de cada uno valoremos la importancia que representa "Venezuela Heroica"; porque a cada instante podemos sentir revivir las páginas de nuestra historia.

Lorennys dijo...

Gran personaje de la literatura Venezolana, Eduardo Blanco,fue escritor de grandes obras como " Venezuela Heroica" la cual sintetizó la epopeya de siglo XIX y culmina la historia romántica que había alcanzado su más alta expresiòn con Juan Vicente González.
En Venezuela Heroica" se ve reflejado el espiritu y los sentimientos venezolanos,esta impegnada de poesía y cargada del subjetivismo de Eduardo Blanco, en la misma se narran las batallas de la victoria, San Mateo ,Las Queseras, Boyacá y Carabobo.
Blanco dentro de la obra utilizó la historicidad y la introhistoricidad,es decir, la historia de venezuela contada por Blanco y la historia de comentada por personajes reconocidos de esa época como Juan Vicente Goméz.
El escritor utiliza la historia
como método para revalorizar
las situacines y necesidades
sucedidas en el pais tratando de explicar los hechos históricos presenciados por su persona debido a su condición de militar, esto le permitio conocer explicitamente los acontecimientos de cada una de las batallas.
Se puede decir que la " Venezuela heroica" fue escrita con la intención de concientizar
a sus lectores, presentandola con un estilo de clamatorio y de gran de solidaridad.

Glorimar Perdomo dijo...

Las obras literarias son escritas con diversos fines y diversos temas; bien sea de amor, de tragedia, de historia. Algunas cuentan la historia de un país dentro de otra historia que arma el autor para así no dar a conocer directamente sus sentimientos. A éstas se les llaman novelas intrahistóricas. “Los Mártires” escrita por Fermín Toro no posee ninguna de las dos características puesto a que no se cuenta un hecho histórico ni tampoco puede verificarse si la historia que cuenta el personaje dentro del relato de Fermín Toro es real.

Los mártires puede analizarse desde un punto de vista sociológico pues el tema principal se ve enmarcado por la problemática social.
Para este tipo de temática, el teórico Georg Lukács ideó varios ensayos sobre la relación entre la literatura y sociedad. En su ensayo “Historia evolutiva del drama moderno” afirma que éste “es el drama de una clase social determinada (la burguesía) que se sabe frente a otras clases donde las valoraciones éticas, los pensamientos y los sentimientos son distintos, y este contraste consciente de clases desencadena una lucha social que se convierte en el motor de la acción, oponiendo a los personajes y sus respectivas ideologías de clase” (Georg Lukács). Puede evidenciarse entonces, en la novela la lucha de dos clases sociales diferentes: una, representada por la nobleza y el poder y la otra por la pobreza y la miseria; males estos que padecían la familia principal de la obra, la familia de Tom. Es entonces el contraste de una familia que valora la vida, con deseos de sobrevivir y con sentimientos sinceros, en cambio la otra esta llena de malos deseos, de avaricia y de pocos sentimientos, siendo estas últimas las características que posee el personaje de Héctor Mac- Donald quien se aprovecha de la situación económica crítica que viven en la casa de Tom para con engaños conquistar el corazón de la bella Emma.
En otro ensayo Lukács plantea el nacimiento de la novela. Según él, cada novela nace del contexto histórico-social que presenta un determinado país, es decir, que el autor incluye en su obra la situación que presenta o presentó el país en un determinado momento, bien sea para manifestarla o criticarla. Todo ello puede evidenciarse en los mártires, donde su autor venezolano, a pesar de ubicar a sus personajes en una sociedad inglesas, con lugares extranjeros de Venezuela, refleja en el trasfondo la situación social y económica que vivía el pueblo venezolano para la época de 1842 aproximadamente luego de las gerras de independencia. Y que de alguna u otra forma Toro quiso denunciar indirectamente utilizando un narrador testigo de todos los hechos para no ocasionarse problemas. Y es que esta es una alternativa muy usada por muchos escritores.
Asi pues se observa cómo los martires es una novela de importancia para la sociedad, debido a que, justificando lo que se dijo anteriormente, es una obra netamente social y por tanto puede mover el sentimiento y la curiosidad en el lector venezolano, quien sin duda alguna puede sentirse identificado con la situación planteada en la historia.

roselia caruci dijo...

La obra literaria de Eduardo blanco, Zárate es una de las más importantes en la narrativa venezolana, puesto que, describe el contexto histórico de la nación en aquella época, en donde se vivía una dictadura muy sandrienta, Este análisis se apoya en la teoría de George Luckacs, quien plantea que: Las obras literarias son textos históricos de la sociedad,, marcados por la ideología y cultura"
Ello, se puede notar que en Zárate donde se narra los padecimientos de las guerras, de los caudillos y los distintos alzamientos, es decir, fue un tiempo marcado por tintes de sufrimientos y maldades.
Esto se puede evidenciar en: "Sorprendido Zárate en su propia guarida, trataba de escaparce después de una obstinada resistencia en la ranchería del Tierral, donde las dos terceras partes de sus briosos compañeros quedaron muertos y heridos". P.227
Finalmente se puede decir que todos texto literario posee características históricas, en donde se reflejan las creencias, costumbres e idelogías del autor.

Doris Arroyo dijo...

Héroe contra héroe
El escritor Eduardo Blanco nace en Caracas en el año 1839, de una familia ilustre. Pudo gozar de esmerada educación. Combatió al lado de Páez en la Guerra Federal. De allí publica la primera novela venezolana: “zárate”, la cual, revela en su narrativa, los distintos trucos y aventuras de un bandido llamado Santos zárate, que supuestamente actuaba por tierras de Aragua en tiempos de Páez, en una época de guerras, caudillos, alzamientos.
Georg Lukács señala que “las diferentes formas que presenta la sociedad en cada época están condicionadas por los valores que en ella prevalecen, es decir el conjunto de todas las relaciones de producción constituyen la estructura de la sociedad y conforman la base sobre las cuales se edifican lo político, lo social, lo espiritual, lo económico y lo cultural”.
El autor devela en esta obra su visión histórica y social en la que predominan el poder, la sumisión. Toda la narrativa gira en torno a las aventuras del bandolero Santo zárate, quien era temido por todo el pueblo por las fechorías que cometían por los caminos, por eso lo llamaban el salteador de caminos. Es por ello, que envían al capitán Horacio Delamar para la captura de zárate; Delamar al llegar a La Victoria se corre la voz de que el bandolero ha sido ya detenido; pero anuncian en poco tiempo que zárate había intentado asesinar al doctor Sandalio Bustillón, quien quería pertenecer a otra clase social, pues zárate, bajo el nombre de José Oliveros, asiste durante cierto tiempo a las reuniones amigables que se realizaban en la hacienda El Torreón, la cual es propiedad del tío del capitán. Allí, asistían entre otros, el doctor Bustillón, enamorado de Aurora la hija del dueño de la hacienda, pero ésta sentia atracción por su primo el capitán. De esta forma comienzan las rencillas entre los dos hombres debido a la rivalidad y a la doble personalidad de zárate que descubierta por el doctor Bustillón, la aprovecha para comprometer al capitán, quien es acusado de cómplice con zárate y mandado ejecutar. Zárate se identifica ante Páez y logra la libertad del capitán a escondidas de Delamar. Luego se dirigieron hacia la hacienda, cada uno por su lado donde se celebraría la boda entre el doctor Bustillón y Aurora, contra la voluntad de ésta.

Estos acontecimientos resaltan lo expuesto por Lukács, el valor de la libertad, la cual expresa junto a la justicia en un mundo opresivo e injusto; y esto se evidencia cuando el anciano don Carlos Delamar elevó sus ojos al cielo buscando explicación de los amargos hechos ocurridos y ante el heroísmo de zárate por salvar la vida al capitán Horacio Delamar fue ajusticiado por éste, Pues ignoraba que el bandolero había cambiado la conducta de la mala fama impuesta por el pueblo.
Para Lukács, la novela es la forma literaria de una nueva era y debe reflejar en su estructura las condiciones histórica – filosóficas del nuevo mundo; no aspirar a restaurar las del viejo. Incluso la concepción del héroe tiene que sufrir forzosamente una transformación motivada por los cambios de índole histórica – filosófica El héroe en la novela, que tiene que sobrevivir en un mundo infinitamente abierto, está siempre en una constante búsqueda. Es un héroe problemático en una civilización problemática, y dolorosamente busca valores absolutos que ni siquiera conoce y un mundo a su medida que no va a encontrar.
Por otro lado, los rasgos psicológicos de los personajes acercan la novela a la realidad nacional: un sistema donde predomina el orden, la justicia ante tanto vandalismo y episodios sangrientos.

Pastora dijo...

LOS MARTIRES

Los Mártires; primera novela venezolana, escrita por el gran poeta romántico Fermín Toro y publicada en el año 1842, en el Liceo Venezolano, entidad periodista de la institución científico cultural.

Los mártires es una novela que por su temática se caracteriza por pertenecer a la corriente romántica hispanoamericana, la cual concebía la literatura como un instrumento social a través del cual se podía expresar los problemas sociales y económicos de una sociedad. tal como lo plantea desde una óptica marxista el critico literario y filosofo húngaro Gyorgi Lukacs `` por medio de la literatura es posible reconocer la relación tan estrecha entre el hombre, la sociedad, la historia y las obras artísticas; considerando el método dialéctico de Marx lo suficientemente dotado, con los verdaderos criterios y fundamentos para el reconocimiento de la sociedad y la historia, logrando con ello analizar la repercusión que tiene en un escritor, en un tiempo histórico determinado la economía o sociedad de un país al momento de producir una obra artística.
Cabe destacar que los acontecimientos o acciones de esta obra se originan en Inglaterra en la primera mitad del siglo IX, cuando este país ejercía un dominio total sobre el continente. La historia gira en torno a los grandes problemas económicos y sociales que asechaban a las familias pobres de Inglaterra; las miserias y calamidades que hay detrás de una sociedad opulenta y feliz.
Desde la perspectiva de Gyorgi Lukacs y los postulados del marxismo se puede decir que en esta obra Fermín Toro traslada los males que sufría su país Venezuela a los ambientes de Inglaterra, describiendo a través de los personajes los conceptos morales sobre la sociedad venezolana, criticando las instituciones políticas, religiosas y los problemas raciales que padecía nuestro pías en esa época.
En lo que se refiere a las instituciones políticas y religiosas este autor refleja el abandono y ignorancia por parte de la iglesia hacia los pobres, así como también los problemas laborales, cuando el novio de la hija de Ton se alejo de su hogar y de su prometida por la necesidad de encontrar un trabajo que le pudiera ayudar a mejorar la condición social y económica que sufría la familia de Ton.
En cuanto a los problemas raciales se evidencian en la obra cuando en joven Mad Donald le cuenta a la familia de Ton la historia del hombre que mato a un titiritero que habría raptado a su pequeña hija e iniciándola en los misterios de la profesión de saltimbanqui. Reflejándose el odio y desprecio hacia la cultura gitana, problemática que Venezuela vivía en ese tiempo con los blancos peninsulares y los pardos mestizo.

Grellys dijo...

Estudio de la novela Zarate, de Eduardo Blanco desde los postulados marxistas

Zarate es una novela escrita por Eduardo Blanco en el año 1882, éste ubica la trama narrada el los valles de Aragua. Blanco descubre en esta novela los distintos trucos que le permiten armar un andamiaje narrativo en una época donde se narran las guerras, caudillos, alzamientos, entre otros acontecimientos para así crear una novela sobre la historia y con la historia. Para abordar del análisis de esta novela se tiene como base uno de los postulados marxista, como lo es la “teoría del reflejo” que mantiene que la obra literaria es un medio de producción artístico que destella los conflictos sociales.

Es así, como esta novela, en primera instancia, se ubica en una época posindependentista, donde muestra la Venezuela que al separarse de España, sufre un cambio radical tanto el lo político como en lo cultural, se evidencia que se comienza por hacer cumplir y respetar las leyes y que pese a los desastre que dejo la guerra la gente busca recuperar sus valores y costumbres:
“Con los primeros albores de la paz, nuestro pueblo torno a los antiguos hábitos de respeto a la ley, a la virtud y al merito y al derecho ajeno” (PG 234)

Por otra parte, esta obra refleja las creencias más significativas para la época de 1825 y que un se siguen manteniendo
“Para 1825, la población de nuestros campos y en muchas partes de nuestros caudales principales, creía en aparecidos, en fantasmas y en brujas, con la buena fe y la sencillez que se cree en Dios… En 1825, a mas de semejante habladuría creía la gente a lo que llaman el mal de ojo”

Asimismo, en la crítica literaria marxista se expone que las implicaciones sociales e ideológicas están latentes. Es este caso podría decirse que uno de los ideales que persigue Eduardo Blanco por medio del personaje ficticio Zarate es proponer de alguna manera el comportamiento que debe tener cualquier ciudadano que esté fuera de orden y que quiera cambiar para bien y ser útil en la sociedad y al país; tal es el caso del capitulo “La Audacia Deslumbrando Valor” donde Santos Zarate se presenta ante el General José Antonio Páez, en confesión de que el es bandolero que ansiosamente buscan pero que esta dispuesto a cambiar a cambio de que Páez le perdone todas sus fechorías y por tanto la vida:
“- yo le ofrezco, general, -agregó éste sin cejar en sus propósitos- que si usted perdona a Santos Zarate el se corrige y puede hasta serle útil…
-Está bien-dijo Páez- te perdono la vida, a condición de que te hagas hombre de bien (pg 434)
“-No olvides pues lo que me ofreces, por que a la menor falta que cometas te mando a fusilar” (435)

En lo que a estas citas respecta, puede decirse que este es el modelo de justicia ideal que blanco imaginaba y que en la actualidad muchos venezolanos deseamos y que no solo haya un verdadero cambio en el malhechor o al que falta a la sociedad sino que también sea concedida esa oportunidad para su transformación sea dada y asimismo la justicia haga sentir que esa oportunidad es única y que se debe respetar.

De igual manera, otro de los ideales que se presenta en la novela Zarate es en la actitud que debe tener todo hombre y mujer en ser solidario con cualquier persona sin distingo de raza condición social o religión, tal como se evidencia en el capitulo XVII “Haz Bien y no Mires a Quien” donde Don Carlos Delamar aloja al más temido Santos Zarate en su casa, dándole la mejor atención posible sin preguntarle quien era y de donde venia
“-Basta -dijo el anciano enojado- ese hombre ha entrado en mi casa y pide hospitalidad y mi casa nunca está cerrada de los que han menester algún socorro
El desconocido desde las primeras palabras de don Carlos se había detenido y contemplaba fijamente al anciano con admiración y belleza”

Puede decirse que una actuación como esta seria la mas correcta para tener una mejor sociedad, puesto que lo que realmente hace cambiar a Zárate en un buen hombre es la bondad que tuvo Don Carlos con el lo que hace agradecerle hasta la muerte tal gesto.

Finalmente, puedo concluir que la critica marxista, en algunos de sus postulados es efectiva para realizar es te tipo de análisis social a la obra literaria, y su repercusión en la sociedad,
puesto que esta puede crear sensibilidad humana además de otros propósitos que el autor se plantee.

pastora dijo...

LOS MARTIRES

Los Mártires; primera novela venezolana, escrita por el gran poeta romántico Fermín Toro y publicada en el año 1842, en el Liceo Venezolano, entidad periodista de la institución científico cultural.

Los mártires es una novela que por su temática se caracteriza por pertenecer a la corriente romántica hispanoamericana, la cual concebía la literatura como un instrumento social a través del cual se podía expresar los problemas sociales y económicos de una sociedad. tal como lo plantea desde una óptica marxista el critico literario y filosofo húngaro Gyorgi Lukacs `` por medio de la literatura es posible reconocer la relación tan estrecha entre el hombre, la sociedad, la historia y las obras artísticas; considerando el método dialéctico de Marx lo suficientemente dotado, con los verdaderos criterios y fundamentos para el reconocimiento de la sociedad y la historia, logrando con ello analizar la repercusión que tiene en un escritor, en un tiempo histórico determinado la economía o sociedad de un país al momento de producir una obra artística.
Cabe destacar que los acontecimientos o acciones de esta obra se originan en Inglaterra en la primera mitad del siglo IX, cuando este país ejercía un dominio total sobre el continente. La historia gira en torno a los grandes problemas económicos y sociales que asechaban a las familias pobres de Inglaterra; las miserias y calamidades que hay detrás de una sociedad opulenta y feliz.
Desde la perspectiva de Gyorgi Lukacs y los postulados del marxismo se puede decir que en esta obra Fermín Toro traslada los males que sufría su país Venezuela a los ambientes de Inglaterra, describiendo a través de los personajes los conceptos morales sobre la sociedad venezolana, criticando las instituciones políticas, religiosas y los problemas raciales que padecía nuestro pías en esa época.
En lo que se refiere a las instituciones políticas y religiosas este autor refleja el abandono y ignorancia por parte de la iglesia hacia los pobres, así como también los problemas laborales, cuando el novio de la hija de Ton se alejo de su hogar y de su prometida por la necesidad de encontrar un trabajo que le pudiera ayudar a mejorar la condición social y económica que sufría la familia de Ton.
En cuanto a los problemas raciales se evidencian en la obra cuando en joven Mad Donald le cuenta a la familia de Ton la historia del hombre que mato a un titiritero que habría raptado a su pequeña hija e iniciándola en los misterios de la profesión de saltimbanqui. Reflejándose el odio y desprecio hacia la cultura gitana, problemática que Venezuela vivía en ese tiempo con los blancos peninsulares y los pardos mestizo.

pastora dijo...

LOS MARTIRES

Los Mártires; primera novela venezolana, escrita por el gran poeta romántico Fermín Toro y publicada en el año 1842, en el Liceo Venezolano, entidad periodista de la institución científico cultural.

Los mártires es una novela que por su temática se caracteriza por pertenecer a la corriente romántica hispanoamericana, la cual concebía la literatura como un instrumento social a través del cual se podía expresar los problemas sociales y económicos de una sociedad. tal como lo plantea desde una óptica marxista el critico literario y filosofo húngaro Gyorgi Lukacs `` por medio de la literatura es posible reconocer la relación tan estrecha entre el hombre, la sociedad, la historia y las obras artísticas; considerando el método dialéctico de Marx lo suficientemente dotado, con los verdaderos criterios y fundamentos para el reconocimiento de la sociedad y la historia, logrando con ello analizar la repercusión que tiene en un escritor, en un tiempo histórico determinado la economía o sociedad de un país al momento de producir una obra artística.
Cabe destacar que los acontecimientos o acciones de esta obra se originan en Inglaterra en la primera mitad del siglo IX, cuando este país ejercía un dominio total sobre el continente. La historia gira en torno a los grandes problemas económicos y sociales que asechaban a las familias pobres de Inglaterra; las miserias y calamidades que hay detrás de una sociedad opulenta y feliz.
Desde la perspectiva de Gyorgi Lukacs y los postulados del marxismo se puede decir que en esta obra Fermín Toro traslada los males que sufría su país Venezuela a los ambientes de Inglaterra, describiendo a través de los personajes los conceptos morales sobre la sociedad venezolana, criticando las instituciones políticas, religiosas y los problemas raciales que padecía nuestro pías en esa época.
En lo que se refiere a las instituciones políticas y religiosas este autor refleja el abandono y ignorancia por parte de la iglesia hacia los pobres, así como también los problemas laborales, cuando el novio de la hija de Ton se alejo de su hogar y de su prometida por la necesidad de encontrar un trabajo que le pudiera ayudar a mejorar la condición social y económica que sufría la familia de Ton.
En cuanto a los problemas raciales se evidencian en la obra cuando en joven Mad Donald le cuenta a la familia de Ton la historia del hombre que mato a un titiritero que habría raptado a su pequeña hija e iniciándola en los misterios de la profesión de saltimbanqui. Reflejándose el odio y desprecio hacia la cultura gitana, problemática que Venezuela vivía en ese tiempo con los blancos peninsulares y los pardos mestizo.

pastora dijo...

LOS MARTIRES

Los Mártires; primera novela venezolana, escrita por el gran poeta romántico Fermín Toro y publicada en el año 1842, en el Liceo Venezolano, entidad periodista de la institución científico cultural.

Los mártires es una novela que por su temática se caracteriza por pertenecer a la corriente romántica hispanoamericana, la cual concebía la literatura como un instrumento social a través del cual se podía expresar los problemas sociales y económicos de una sociedad. tal como lo plantea desde una óptica marxista el critico literario y filosofo húngaro Gyorgi Lukacs `` por medio de la literatura es posible reconocer la relación tan estrecha entre el hombre, la sociedad, la historia y las obras artísticas; considerando el método dialéctico de Marx lo suficientemente dotado, con los verdaderos criterios y fundamentos para el reconocimiento de la sociedad y la historia, logrando con ello analizar la repercusión que tiene en un escritor, en un tiempo histórico determinado la economía o sociedad de un país al momento de producir una obra artística.
Cabe destacar que los acontecimientos o acciones de esta obra se originan en Inglaterra en la primera mitad del siglo IX, cuando este país ejercía un dominio total sobre el continente. La historia gira en torno a los grandes problemas económicos y sociales que asechaban a las familias pobres de Inglaterra; las miserias y calamidades que hay detrás de una sociedad opulenta y feliz.
Desde la perspectiva de Gyorgi Lukacs y los postulados del marxismo se puede decir que en esta obra Fermín Toro traslada los males que sufría su país Venezuela a los ambientes de Inglaterra, describiendo a través de los personajes los conceptos morales sobre la sociedad venezolana, criticando las instituciones políticas, religiosas y los problemas raciales que padecía nuestro pías en esa época.
En lo que se refiere a las instituciones políticas y religiosas este autor refleja el abandono y ignorancia por parte de la iglesia hacia los pobres, así como también los problemas laborales, cuando el novio de la hija de Ton se alejo de su hogar y de su prometida por la necesidad de encontrar un trabajo que le pudiera ayudar a mejorar la condición social y económica que sufría la familia de Ton.
En cuanto a los problemas raciales se evidencian en la obra cuando en joven Mad Donald le cuenta a la familia de Ton la historia del hombre que mato a un titiritero que habría raptado a su pequeña hija e iniciándola en los misterios de la profesión de saltimbanqui. Reflejándose el odio y desprecio hacia la cultura gitana, problemática que Venezuela vivía en ese tiempo con los blancos peninsulares y los pardos mestizo.

pastora dijo...

LOS MARTIRES

Los Mártires; primera novela venezolana, escrita por el gran poeta romántico Fermín Toro y publicada en el año 1842, en el Liceo Venezolano, entidad periodista de la institución científico cultural.

Los mártires es una novela que por su temática se caracteriza por pertenecer a la corriente romántica hispanoamericana, la cual concebía la literatura como un instrumento social a través del cual se podía expresar los problemas sociales y económicos de una sociedad. tal como lo plantea desde una óptica marxista el critico literario y filosofo húngaro Gyorgi Lukacs `` por medio de la literatura es posible reconocer la relación tan estrecha entre el hombre, la sociedad, la historia y las obras artísticas; considerando el método dialéctico de Marx lo suficientemente dotado, con los verdaderos criterios y fundamentos para el reconocimiento de la sociedad y la historia, logrando con ello analizar la repercusión que tiene en un escritor, en un tiempo histórico determinado la economía o sociedad de un país al momento de producir una obra artística.
Cabe destacar que los acontecimientos o acciones de esta obra se originan en Inglaterra en la primera mitad del siglo IX, cuando este país ejercía un dominio total sobre el continente. La historia gira en torno a los grandes problemas económicos y sociales que asechaban a las familias pobres de Inglaterra; las miserias y calamidades que hay detrás de una sociedad opulenta y feliz.
Desde la perspectiva de Gyorgi Lukacs y los postulados del marxismo se puede decir que en esta obra Fermín Toro traslada los males que sufría su país Venezuela a los ambientes de Inglaterra, describiendo a través de los personajes los conceptos morales sobre la sociedad venezolana, criticando las instituciones políticas, religiosas y los problemas raciales que padecía nuestro pías en esa época.
En lo que se refiere a las instituciones políticas y religiosas este autor refleja el abandono y ignorancia por parte de la iglesia hacia los pobres, así como también los problemas laborales, cuando el novio de la hija de Ton se alejo de su hogar y de su prometida por la necesidad de encontrar un trabajo que le pudiera ayudar a mejorar la condición social y económica que sufría la familia de Ton.
En cuanto a los problemas raciales se evidencian en la obra cuando en joven Mad Donald le cuenta a la familia de Ton la historia del hombre que mato a un titiritero que habría raptado a su pequeña hija e iniciándola en los misterios de la profesión de saltimbanqui. Reflejándose el odio y desprecio hacia la cultura gitana, problemática que Venezuela vivía en ese tiempo con los blancos peninsulares y los pardos mestizo.

Xavier dijo...

Sin duda alguna, puedo afirmar que los Mártires es unas de las primeras novelas venezolanas, donde Toro expone sus propuestas de justicia social, repartición equitativa de las riquezas entre los individuos de determinada comunidad o población, y la reformulación de los principios ético-religiosos del Cristianismo Primitivo; cifrados todos estos postulados en el pensamiento filosófico de Saint Simón, conocido como Socialismo Utópico o Positivismo Social, como también se le denominó. Con esta obra Toro crea personajes cuyos contenidos actanciales están representados por cualidades o defectos netamente humanos. Nos encontramos con actantes como: Teresa, Emma, Tom, que sufren los avatares de la pobreza y la injusticia social; así como también, encontramos personajes que se ubican al otros extremo del péndulo económico, con riquezas, poder y prestigio. Con esta novela Toro denuncia la pobreza material y miseria espiritual que viven las autocalificadas sociedades civilizadas; pretendiendo despertar de nuevo, en aquéllos desilusionados sectores de la clase dominada, la confianza en los valores e ideales que generaron la emancipación de la sociedad venezolana, y el nacimiento de la república, así como también buscaba entablar el diálogo reconciliatorio con los miembros que habían marcado la ruptura de la clase dirigente. Sin embargo, ni uno ni otro fin tuvieron los resultados esperados: por una parte, para ese momento histórico, los miembros de las diferentes clases dominadas venezolanas eran analfabetas casi en su totalidad, quedando nula la posibilidad de que éstos se incorporaran al juego del intercambio ideológico, establecido a través de la novelística. Mientras, por otro lado, la cruenta lucha entre liberales y conservadores, en vez de disiparse, aumentó hasta definir los sucesos políticos posteriores a la década de 1840.
Ya para finalizar este comentario, cabe resaltar, que aunque de tratarse del ambiente europeo en esta obra, Toro refleja en ella, la pura realidad social, que se vivía en Venezuela en esa época, donde denuncia esos desvanes político-social por medio de la literatura.

Omar González dijo...

En este comentario parto del objeto literario (ZÁRATE), la experiencia vital de su creador (EDUARDO BLANCO) y de un momento del proceso de evolución histórico-literario venezolano (El período Paecista y las Guerras Federales) para tener una breve apreciación de la obra literaria con respecto a la realidad venezolana.
Con respecto a los estudios sobre crítica literaria, he escogido al autor Georg luckacs para fijar posición de la relación historia-literatura. Para este autor la obra literaria no es un reflejo intencionado de las condiciones de una sociedad, sino que esta más bien representa la “forma artística” de una cosmovisión en determinadas épocas, sobre todo cuando estas están impregnadas de acontecimientos con influencias de largo alcance. Hemos de saber que el autor de Zárate, Eduardo Blanco era un letrado de origen ilustre que a la edad de veinte años era ya oficial del ejercito y edecán del General José Antonio Paéz entre 1860-1861; escribe ZÁRATE en 1882 (después de haber publicado VENEZUELA HEROICA) durante la administración de Guzman Blanco, después de casi un siglo de guerra y revoluciones y parecía estar viviendo la utopía de la Modernidad, al estilo de las más industrializadas y cultas naciones de la época. En ZARATE se percibe un intento de interpretación de la realidad nacional
La visión histórica y social del autor está dada por la exposición de dos clases sociales, la dominante por parte de Don Carlos, su familia y amigos y la dominadapor parte de Santos Zárate, su banda y sus enemigos. Es a través de estas oposiciones que se desarrolla la trama de la novela.
A los personajes centrales, Don Carlos, el terrateniente y Zárate, el bandolero, se les da por parte del autor un tratamiento especial, podría decirse que heróico. En medio de Don Carlos y Zárate aparecen otros personajes no menos importantes, tal es el caso de Sandalio Bustillón, quien representa el carácter de una clase degradada que quiere adquirir las posiciones sociales que le están prohibidas, valiéndose de cualquier cosa para lograr su objetivo pertenecer a la clase dominante rica.
Otro elemento que enfatiza Luckacs es que el héroe novelesco es problemático, y se desenvuelve en un mundo problemático y que busca valores que no conoce y que a su medida no va a encontrar, es decir, es una especie de héroe que no resulta victorioso como en el caso del héroe épico. El personaje Zárate es temido por la gente del pueblo porque tiene la fama de malo y asaltante y por otro lado refleja una actitud de sacrificio. Este tipo de duplicidad en la apreciación de un elemento era característico de la época en la que se enmarca la nóvela. Por ejemplo al general Páez, unos lo toman como el líder que reorganizó el País venezolano después de la desintegración de la gran Colombia, y otros lo toman como el oligarca que protegía a la clase dominante latifundista de ese período.
Para finalizar, es importante acotar que Zárate no es una obra histórica, sino intrahistórica, que existen elementos tomados de la historia para enmarcar o contextualizar las vivencias expresadas en el relato con la actuación de unos personajes ficticios. De lo que sí es reflejo Zárate, es de que pertenece a un conjunto de obras literarias que dan cuenta de la aparición de nuestra literatura novelística tal como reconoce al final del prólogo, Karl Krispin, en una edición de la nóvela.

Otto dijo...

Otto Herrera
Venezuela Heroica
Eduardo Blanco Fue, es y será un gran personaje de la literatura Venezolana, fue creador de grandes obras, entre ellas, tenemos a su principal creación “Venezuela Heroica”, la cual, narra de forma majestuosa una parte trascendental de la historia de Venezuela.
En esta obra consagrada de la literatura Venezolana, Eduardo Blanco, trata de explicarnos un hecho histórico: “La liberación de Venezuela del yugo español”, en seis capítulos, cada uno de dichos capítulos se representan en batallas libradas por el ejercito Venezolano contra el ya mencionado ejercito español de Boves.
La Victoria, San Mateo, Las Queseras, Boyacá y Carabobo (Primera edición) y: El sitio de Valencia, Maturín, La invasión de los seiscientos, La casa fuerte, San Félix y Matasiete (En su según edición).
En esta obra, se ven reflejados el espíritu y sentimientos del venezolano en un momento histórico, marcado por la muerte y la opresión.
Por tal motivo, esta novela, catalogada como epopeya y apoyándose en la teoría de Georg Lukács (Teoría de la novela), “viene a ser fiel reflejo artístico de una situación social”.
La Venezuela del siglo XVIII Y XIX, (época en la cual se realizan los acontecimientos), necesitada de héroes y de una nueva forma de vida, encuentra en personajes como: Simón Bolívar, José A. Páez, Santiago Mariño, José Félix Rivas, Arizmendi, Rafael Urdaneta y Soublette entre otros muchos personajes importantes, esa paz que para la época es tan necesaria para nuestro país.
“Cada nueva forma artística, nace en el preciso momento en que el espíritu la necesita, es decir, en el preciso momento en que se siente que su hora ha llegado” Georg Lukács (Teoría de la novela).
Es necesario tomar en cuente, que esta obra fue escrita para conmover el ánimo de los lectores, por eso, está presentada en un estilo declamatorio, hay además una serie de recursos expresivos de carácter romántico que complementan y contribuyen a aumentar los aspectos poéticos, pero sin alterar los rasgos de realidad. “La novela romántica, viene a ser un fiel reflejo artístico, de una situación social” Georg Lukács (Teoría de la novela).
El héroe romántico, héroe problemático en una civilización problemática y dolorosamente en busca de la realización de sus metas. Tal es el caso de los personajes principales de la obra “Venezuela Heroica” de Eduardo Blanco, esta característica se observa desde el inicio hasta sus últimas páginas.
Los próceres de Venezuela afanados por la realización de sus sueños, sueño Venezolano “La Libertad” (Meta), se enfrenta con las fuerzas españolas lideradas por lo caudillos Boves, Campo Elías y Montilla, que se oponen a la realización de dicho objetivo e intentan seguir manteniendo la país como colonia de España, en esta obra pasan estos a ser conflicto a resolver.
Se pueden observar en esta obra tan importante para la literatura Venezolana los aspectos de fondo y de forma que ubican a esta novela en un tramo de la literatura romántica y apoyándose el la teoría de Georg Lukács que nos expresan unas características que dicha obra presenta.

zulimar elena dijo...

Eduardo Blanco autor de grandes obras, es un personaje de la literatura venezolana que sintetizó la epopeya de una época como lo es la del siglo XIX. Su juventud va a recorrer paralelamente de elevados ideales horoicos.ya que tenia la oportunidad de oir la historia contadas de sus propios testigos o los decendientes de estos heroe,es de alli que va acumulando datos para dejar aflorar su capacidad como escritor.
De este modo unas de sus grandes obras fue`la de ZARATE,donde segun PEDRO PABLO BARTOLA comienza a criticar el criollismo en nuestro pais,y nos llena a conocer a traves de su maxima expresion literaria"venezuela heroica", la realidad de la venezuela que comienza hacer independiente. Él simboliza las batallas más inportante como fue la victoria, Boyaca, San mateo, y carabobo , donde se encuentran los personajes mas recordados en la historia venezolana.
De manera que "Venezuela heroica" nos atrapa con sus lineas y además nos lleva a través de su imaginación, los pesares y fracazos, alegrias y victorias mas humana y sublime de estos heróes.

Sairelys Mendoza dijo...

ZARATE DE EDUARDO BLANCO
Dentro de la totalidad de la obra de Eduardo Blanco, ZARATE es solo un fragmento de su discurso, y si vamos a considerarlo altamente significativo se debe precisamente a ese discurso inaugural que existe en esa obra, que marca su puesto definitivo en la novelística Venezolana frente a una ilimitada serie de escrituras posibles. Se puede decir que, Eduardo Blanco encontró en ZARATE su punto de partida, un relato para todos los enmascaramientos, una novela que permitirá leer lo invariable a través de las diferencias. Este autor descubre en esta novela los distintos trucos que le permiten armar un andamiaje narrativo dentro de una época donde se narra de guerras, caudillos, alzamientos, es decir, un tiempo marcado por tintes sangrientos; baraja posibilidades, teorizando en hacer novela sobre y con la historia. Su palabra se disfraza de verdad recogiendo en su narrativa la interpretación que él tiene de esa realidad que lo rodea, atrás quedará el escritor por imitación.
En ZARATE se percibe un intento de interpretación de la realidad nacional:
Si radical, en lo político, fue la transformación de Venezuela al separarse de la madre patria, pocas alteraciones en lo privado de sus tradicionales costumbres sufrieron los pueblos americanos de origen español, a pesar de la guerra y de la emancipación de la metrópoli. Largos años después de ser independientes y llevar vida propia, conservaron nuestros padres, y con ellos la generación que les siguió inmediatamente, los usos y costumbres heredados de sus mayores... La revolución había abatido el vetusto edificio de la colonia y sepultado bajo sus escombros el pasado político de la capitanía general de Venezuela;... pero, no obstante tan violentos como trascendentales cambiamientos, no había alcanzado a desarraigar, en lo privado, las preeminencias sustentadas por tres siglos de perdurable estabilidad, ni logrado penetrar en el santuario del hogar y abatir los ídolos, de oro… (BLANCO 1972 Pág. 130).
La intervención del autor en el desarrollo temático, en las acciones y pensamientos de los personajes es notoria, tanto que a veces lo percibimos como un personaje más. Ironiza, elucubra, y difiere en lo político por igual tanto con el bandolero como con el terrateniente.

La visión histórica y social del autor está dada por la exposición de dos clases sociales, la dominante: Don Carlos, su familia y amigos; la dominada: Santos Zárate, su banda y sus enemigos. Es a través de estas oposiciones que se desarrolla la trama de la novela.
Los personajes centrales, Don Carlos, el terrateniente y Zárate, el bandolero, merecerán por parte del autor un tratamiento especial, podría decirse que heróico. En medio de Don Carlos y Zárate aparecen otros personajes no menos importantes, tal es el caso de Sandalio Bustillón, quien representa el carácter de una clase degradada que quiere adquirir las posiciones sociales que le están vedadas, valiéndose de cualquier cosa para lograr su objetivo: pertenecer a la clase dominante aristocrática.
En la novela no podía faltar la admiración que Blanco le profesa a José Antonio Páez; en el capitulo con el significativo título "La audacia, deslumbrando el valor" se narra la entrevista entre Zárate y Páez : Páez no había cumplido aún los treinta y cinco años; estaba en plenitud de su física pujanza que tanto como su indomable bravura contribuyó a sobreponerlo en las llanuras del Apure a las hordas salvajes que acaudiló por largo tiempo, dominándolas con el esfuerzo material de sus músculos de acero y el ascendiente moral de las repetidas hazañas con que lustró su nombre..."
Eduardo Blanco denuncia sin embargo el ordenamiento jurídico de esa época, que él considera imposibilitado para hacer justicia; pone a través de la ficción al destino y a dios como los justicieros ante todo hombre que esté fuera de orden. Dentro de las disertaciones de carácter histórico y social donde condena el panorama general de la época en que vive oponiéndola a la de la independencia; propone en tono de prédica, el comportamiento que debe tener todo venezolano si pretende ser aceptado por la sociedad.
Esta novela será centro de confluencia de diversas corrientes literarias, que hacen de ella la novela nacional o de asuntos venezolanos más sólidamente lograda, y que, como dice el crítico literario venezolano Oswaldo Larrazabal, "será orientadora de posteriores narraciones de la expresión del pueblo de Venezuela y de sus circunstancias históricas".
Ella nace de la experiencia primera del escritor, conocedor de los desmanes cometidos por el bandido Cisneros (1824), y de su relación belicosa contra la autoridad del Comandante Militar de Venezuela. De esta forma la aparente ficción del bandolero no es más que el manto cubridor del tamiz realista.
Zárate es la novela que recoge los más diversos influjos vanguardistas: no solo por lo realista, sino también costumbrista y romántica.
La literatura venezolana en general, para encontrar su autonomía, no sólo tuvo que luchar contra los modos y estilos occidentales, sino contra su estructura y visión heredada de la época emancipadora. Por ello el siglo XIX representa un proceso cuyo desarrollo nos conduce hacia una amplia comprensión del camino que debieron recorrer nuestras letras para encontrarse, pura y limpia, sin accesorios... "Esfuérzate por ser de tu época, no te quedes atrás, porque cuando pretendas alcanzarnos estarás viejo y no podrás correr... los tiranos de ayer eran eternos; los de hoy, sólo duran lo que tarda en despertar el pueblo; los de mañana... ¡ah! ésos no existirán... Nuestro siglo es un muchacho travieso, emprendedor, que corre a saltos, se ríe de todo, hace prodigios en ciencias, artes y política, se desgañita gritando libertad y tira piedras a sus maestros..." (Blanco. 1972: 15 ).

Sairelys Mendoza

yuliani dijo...

La obra literaria Zárate puede interpretarse como un contradiscurso de la modernización urbana que estaba ocurriendo en Venezuela a finales del siglo XIX, puesto que a través de ella se ve una perspectiva sobre la cual se construye la nación y la identidad nacional las cuales están intimamente relacionadas con la nostalgia y recuperación del pasado tradicional. ¿La razón de esto?. Zárate encierra dos períodos de la historia venezolana: el período guzmancista y el período paecista, los cuales fueron un tanto diferentes, por tal razón esta obra tiene una perspectiva hacia la modernización.



Es importante destacar que el escritor de esta obra Eduardo Blanco queria participar en la realidad, es por ello que a través de Zárate realiza una crítica a la sociedad y es manifiesta de forma dramática y a veces muy trágica. En una sociedad dominada por la inestabilidad política que estaba sufriendo Venezuela en el siglo XIX, les resultaba dificil e imposible a los escritores de la época evadir en sus escritos, críticas denuncias, puesto que eran muchas las situaciones que atravesaba el país y aprovechando a través de sus obras esto se hacia posible. Eduardo Blanco era un hombre sabio, que sabía escribir muy bien, un ilustre que a la edad de 20 años ya era oficial del ejército y edecán del General José Antonio Páez entre los años 1860-1861, asociado por su vida y obra a los sectores de mentalidad conservadora, escribió Zárate en 1882, despúes de haber publicado otra gran obra llamada Venezuela Heróica, a través de Zárate se percibe un intento de interpretación de la realidad nacional( como se dijo anteriormente), la intervención del autor en dicha obra es muy notoria, debido a que se percibe como un personaje más cuando ironiza, elucubra y difiere en lo político. Blanco encontró en Zárate su punto de partida, un relato para todos los enmascaramientos, una novela que permitirá ver al lector lo invariable y todo lo que ocurría en la época y que muchos de nosotros desconocemos.

Greisa Rivero dijo...

Eduardo blanco gran escritor venezolano, caracterizado en su escritura por realzar las grandes acciones de revolución y enfrentamiento entre diversas posiciones de carácter político y territorial, ello es resultado de su personalidad impetuosa y de la convivencia con grandes políticos venezolanos, gracias a ello pudo consolidar una ideología pura y exacta… es así como construye de las historia y situación política el texto “Zarate” considerado como la primera novela histórica nacional. Donde vacía la vida del personaje Santos Zarate quien encierra dos personalidades de gran carácter, el héroe y el villano. (Quizá es atrevido pero cierto relacionarlo y compararlo con aquella gran historia extranjera de Robin hoot).

Eduardo le da a este personaje la virtud de la ubicuidad: estar en varios ambientes al mismo tiempo, además una doble personalidad, y un imperfeccionismo grandioso… y mucho mas. Santos zarate se desenvuelve en todo un escenario de transición y novedades históricas sociales. Aquí también se puede observar la belleza natural que presenta la Venezuela de la época, descrita y enmarcada detalladamente por el autor. También se nota una exaltación de los personajes que llegan a la infinidad de deidades como el de “aurora”, lo cual da un toque romántico y rosa a la historia…

Aunque Zarate es una novela un poco larga da cabida al lector a iniciarse una historia nacional donde personajes, sucesos, ambientes y situaciones son sacadas en gran parte de la Venezuela de 1825.

Adriana dijo...

Los Mártires de Fermín Toro, escrita en el año 1842 esta considerada como la primera novela venezolana la acción de la novela transcurre en la Inglaterra de la primera mitad del siglo XIX y pertenece a la corriente romántica hispanoamericana.
Los Martires es una narración presentada por un narrador personal (quien refiere la historia al autor de la obra, según revela la última línea de ésta) sabemos que su nombre es Carlos, que su edad es avanzada, que conoce la historia de Inglaterra y sobre todo la de sus familias nobles, y que al parecer es extranjero.
La obra comienza, justamente, con una serie de escenas destinadas a iluminar la contradicción entre una sociedad aparentemente opulenta y feliz y la miseria que se oculta en ella.
Gyorgy Lukacs (1885-1971) desde una óptica marxista plantea que es posible reconocer la relación entre la sociedad y la historia, además plantea que en el drama moderno existe una clase social determinada “la burguesía” que se sabe frente a otra clase “el proletariado”, donde las variaciones éticas son distintas, y en ese contraste, se desencadena una lucha social que se convierte en el motor de la acción, oponiendo a los personajes y sus respectivas ideologías se clase.
En este sentido Toro crea personajes cuyos "contenidos actanciales" están representados por cualidades o defectos netamente humanos. Nos encontramos con actantes como: Teresa, Emma, Tom, que sufren los avatares de la pobreza y la injusticia social; así como también, encontramos personajes que se ubican al otro extremo del péndulo económico, con riquezas, poder y prestigio. "Un muerto más, dije en mi interior, es como una hoja más, caída en el otoño; ¿quién la cuenta, quién la ve? Ha muerto asesinado; y mi Eduardo, ¿cómo murió? Era rico, poderoso y anciano; pues ese gozó algo de la vida y su suerte es incomparablemente, preferible a los millones de sus semejantes cuya vida no es más que un martirio prolongado" (Toro Fermín, 1842, p. 60). Con esta novela Toro denuncia la pobreza material y miseria espiritual que viven las autocalificadas sociedades civilizadas; pretendiendo despertar de nuevo, en aquéllos sectores de la clase dominada, la confianza en los valores e ideales que generaron la emancipación de la sociedad venezolana, y el nacimiento de la república.

Adriana Mendez

Odalis Silva dijo...

Los Mártires se publicó por primera vez, por partes, en 1842,
en El Liceo Venezolano2, órgano periodístico de la institución
científico-cultural del mismo nombre, fundada el año anterior, de
la que Toro llegaría a ser destacado colaborador.
La más evidente singularidad de Los mártires reside en su marco
escénico: contra toda previsión la acción de la novela transcurre
en la Inglaterra de la primera mitad del diecinueve, hecho que,
aunque explicable desde una perspectiva biográfica3, tal vez consienta
otras interpretaciones.
Se trata, en rigor, de determinar el sentido de una obra que,
transcurriendo en Inglaterra, conserva las características comunes que distinguen a la producción novelística del período, aún cuando,
paradojalmente, estas características (en virtud justamente de aquel
escenario) parezcan convertirla en lo opuesto a la norma.
Es sabido que en la concepción romántica hispanoamericana la
función de la literatura se define como función social: la de
«ilustrar al pueblo, combatiendo sus vicios y fomentando sus
virtudes », denunciando las desviaciones del régimen político prevaleciente
o los residuos del antiguo sistema colonial, contribuyendo
al perfeccionamiento de la vida política, asumiendo, en suma, una
tarea. « civilizadora ». Al ejercer su denuncia no sobre su sociedad
nacional sino sobre una que, como la inglesa, aparece para buena
parte de sus contemporáneos como paradigmática (frases como « un
país sin ingleses es como un bosque sin pájaros », o « la libertad
es como una locomotora, sólo puede ser manejada por maquinistas
ingleses » son moneda corriente entre los románticos americanos).
Toro no sólo difiere diametralmente de la mayoría de los hombres
de letras de su época, sino que ofrece un texto que permite iluminar
las condiciones sociales de la Venezuela de esos años.
La obra comienza, justamente, con una serie de escenas destinadas
a iluminar la contradicción entre una sociedad aparentemente
opulenta y feliz y la miseria que se oculta en ella; entre
un sistema superficialmente perfecto y las lacras que esconde.
A partir de allí, la historia que se ofrece al lector se endereza a
mostrar, a través de las trágicas peripecias de los personajes, una
serie de espacios que se ordenan en los términos antitéticos expuestos.

Liliana dijo...

Venezuela Heroíca.
Recordar acontecimientos históricos resulta verdaderamente memorable,pues es una manera de sentirnos identificados con aquellos momentos que marcaron pauta en nuestra historia,protagonizados por hombres que enaltecen su nombre y con ellos la patria.Es así como "Venezuela Heroíca",representa la crudeza de luchas emprendidas por personas que lo dieron todo en busca de nuestra emancipación,significando el despertar ante lo que fuimos y lo que somos,reviviendo el sentimiento patriótico del ser humano.
Ahora bien,cabe destacar que "Venezuela Heroíca" narra a través de un estilo romántico los acontecimientos históricos del país,tratando de esta manera conmover y concientizar a sus lectores a través de un estilo de proclama que se resalta con el uso de exclamaciones e interrogaciones que motivan e invitan al lector a conocer más sobre los hechos que convirtieron a Venezuela lo que es hoy día.
En este sentido,cabe mencionar que cada episodio de ésta obra,de alguna manera hace sentir al ante receptor sensibilizado ante tales hechos que algunos quizás desconociamos en detalles.
Es menester entonces,terminar diciendo que el abordaje de la historia resulta francamente fascinante a través de dicha obra,pues te hace sentir protagonista y actor del proceso,debido que te envuelve y arropa bajo una narrativa atractiva que te dibuja los acontecimientos de una forma tan estetizada y trabajada bajo una creación fantástica dejando ver la realidad.

leonardo dijo...

En la literatura venezolana encontramos diferentes temas, géneros e historias que hacen que esta tenga características únicas en América Latina, dentro de los distintos argumentos que forman nuestra literatura encontramos uno que particularmente se destaca de los demás, la exaltación de la naturaleza, de los valores americanos, la tierra, los campos y el hombre forjador de vida y esfuerzo. En este sentido abordaremos unos someros comentarios acerca de Francisco Lazo Marti y su Silva Criolla. Esta obra literaria junto con la de Bello y Pérez Bonalde se encuentran en la misma línea telúrica de La agricultura de la zona tórrida y de Vuelta a la patria, la exaltación de la naturaleza y su potencial para el crecimiento del hombre, según lo demuestra Fernando Paz Castillo. Es evidente la representación que hace francisco en su poesía para resaltar los valores del llano venezolano, recordemos que Marti es un conocedor a fondo de las tierras bajas y esto lo demuestra cuando expresa en su poesía las faenas de lo llaneros, las costumbres y acciones que dan vida a estas tierras, que es uno de los temas que encontramos en su Silva, otro elemento importante que resaltar es el lenguaje metafórico que usa este Bate para expresar su amor y admiración por la naturaleza, además, de dejarnos ver su inmensa tristeza por la perdida de su esposa, de esta forma Lazo conjuga algunos rasgos de su vida sentimental y del mundo interior, de sus dudas y valores ético-políticos para alcanzar tan grande y magnifica obra. Dentro de la poesía se ve representado un llamado que hace francisco a su interior para retomar la lucha y la valoración del campo, de su riqueza y su inmensurable belleza. En su obra confluyen elementos neoclásicos, románticos, parnasianos y simbolistas. Pero Lazo, situándose por encima de ellos, incorpora los temas de la tierra, añade sus vivencias, y funde en su crisol un metal poético, la Silva criolla.

9 de marzo de 2008 20:45

5"j" dijo...

Dios xfavor k pongn el poema en intrnt xk lo ncezitop pa mañiana y no lo enkuentro........"HELP".UN NIÑOP DZEZPERADOP........ATT:5"j"lo k manda